ChemaTierra
Cráneo humano sumergido. Foto Archivo Gran Acuífero Maya, INAH.

Encuentran restos humanos de más de 9 mil años debajo de Sac Actun

21-02-2018

Esto apenas comienza...

Por: Luis Moctezuma

Apenas hace un mes se reconocía la conexión entre dos de las cuevas sumergidas más grandes de México para formar la más grande del mundo: Dos ojos y Sac Actun. Lo que ahora se conoce únicamente como el sistema Sac Actun mide 347 km de largo.

El 19 de febrero el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) hacía público lo que se ha encontrado en ellas, así como su intención de promoverlo como Bien Mixto ante la Organización de las naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Entre los vestigios alojados en esta cueva que se encuentra debajo de Tulum hay restos humanos con más de 9 mil años de antigüedad así como espacios ceremoniales.

Lo que había en el sistema Sac Actun

La exploración de las cuevas sumergidas ha tomado varios años. El equipo conformado por especialistas en distintas áreas mapea constantemente las cuevas sumergidas en la península de Yucatán para buscar conexiones entre ellas. La presencia de fauna y materiales transformados por el ser humano es uno de los mayores intereses al investigar estas cuevas. Ahí se encuentra no sólo material biológico sino restos de los pobladores antiguos de esta zona.

RestosSacActun.jpg

            Durante la última edad de hielo el nivel del agua era 100 metros menor. La exploración de estos espacios que ahora están sumergidos fue mucho más sencilla para los pobladores de aquella época. Para el estudio del sistema de cuevas de Sac Actun se hizo una clasificación basada en contextos arqueológicos de los cuales existen 198. De estos al menos 138 se reconocen como influidos por la cultura maya.

            Entre los contextos arqueológicos del Sistema Sac Actun resaltan 2 que se vinculan con una época precerámica. Es ahí donde se encontraron los restos humanos de mayor antigüedad. Uno de ellos es un cráneo concrecionado y también se conserva un esqueleto casi completo. Se calcula que estos huesos tienen poco más de 9 mil años de antigüedad. Por la presencia de agua el estudio de estos restos requiere un tratamiento especial.

            Para la investigación de las cuevas sumergidas se realiza un proceso de recopilación de información destinado a preservar lo mejor posible los restos. Hay un escaneo minucioso de las piezas para, posteriormente, elaborar modelos virtuales que permiten el análisis a distancia. En esta caso se tomarán muestras de algunos materiales, entre los que se incluyen los restos óseos, para hacer pruebas arqueométricas. Otro aspecto importante es el archivo fotográfico, del cual el INAH ya publicó una muestra en su sitio web.

La presencia humana en el sistema Sac Actun 

La presencia humana en las cuevas que ahora se encuentran sumergidas en la zona de Tulum es muy antiguo. Además de internarse en ellas el ser humano realizó adaptaciones. Existen muros en donde se nota la intervención humana, así como pasajes y altares. Además se encuentran objetos como incensarios, entre las piezas en proceso de estudio se encuentra uno con la forma de Ek Chauk, el dios maya del Comercio.

RestosSacActun_DiosMayaComercio.jpgMascaron Dios maya del comercio. Foto Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

 

El proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), que se encarga de la exploración de las cuevas sumergidas, se enfoca actualmente en cinco contextos arqueológicos por considerarlos importantes y en algunos casos vulnerables. Entre ellos se encuentran los dos que conservan los restos óseos. Otro de los contextos incluye muros, altares y pasajes que se cree fueron utilizados por los mayas, aunque podrían ser anteriores a la presencia de esta civilización. Uno más presenta restos humanos y una ofrenda de estilo maya. El último es en el que se encontró el incensario con forma de Ek Chuak.

El proyecto GAM trabaja desde hace años realizando el mapeo de la zona con la intención de unir la mayor cantidad de cuevas sumergidas de la zona. Ahora, además de esta labor y el estudio de los cinco contextos arqueológicos mencionados se realiza un análisis de la calidad del agua en el sistema Sac Actun.

Uno de sus objetivos principales es el estudio de la biodiversidad de este sistema acuífero. Con el proyecto de convertirlo en Bien Mixto ante la UNESCO aumenta la cantidad de trabajo pero a la larga conseguirá mejores condiciones para este espacio de gran importancia biológica e histórica. Aún queda mucho por descubrir sobre el pasado de la Península de Yucatán y por ahora las tareas de investigación continúan.

También te puede interesar: