ChemaTierra
Encuentran en Chile la huella más antigua en el continente americano. Imagen: Reuters

La huella más antigua de un humano americano está en Chile

02-05-2019

Continúa el debate acerca de cuándo los humanos llegaron a Sudamérica...

Por: Luis Moctezuma

 

Muchos aprendimos en la escuela que nuestra especie llegó al continente americano desde el norte por el estrecho de Bering. Sin embargo, en los últimos años se han confirmado evidencias que cuentan una historia más o menos diferente. La más reciente es una huella que se encontró en Pilauco, perteneciente a Osorno, en Chile. Tiene una antigüedad de 15,600 años y nos obliga a reimaginar la historia del ser humano en nuestro continente.

Americanos altos de la prehistoria

El terreno donde se encontró ha estado en excavaciones desde 2007 y fue en 2010 cuando se encontró la huella. Tiene 23 centímetros de largo. La forma de la huella lleva a pensar que se trataba de un personaje de 1.70 metros de altura y de complexión delgada. Se le ha catalogado como un Hominipes modernus, o sea un ser humano actual o similar al actual.

Los resultados se publicaron recientemente en la revista científica Plos One. El equipo de investigadores se compone de colaboradores de la Universidad Austral, así como una representante de la Universidad Católica de Temuco y uno de la Universidad de Magallanes. Para llegar a la conclusión de que se trata de una pisada humana se realizó un experimento con diferentes niveles de humedad en el sedimento.

A través de las diferentes pruebas se estimaron variables como el peso y la velocidad del dueño de la huella. ¿Cómo colocaba el pie?, ¿cuánto pesaba?, ¿apoyaba los dedos?, ¿mantenía un arco definido todo el tiempo? Eso fue parte de lo que analizó el equipo de investigadores. Con este experimento se estableció el tipo de paso que daba quien fijó esa huella.

El entorno de la huella

El trabajo de estos investigadores chilenos muestra que la huella perteneció a un ser humano moderno o uno muy similar. Por la fecha esta huella se convierte en la más antigua del continente y se encuentra muy lejos del estrecho de Bering. Cerca de la huella har muestras de vida tanto animal como humana.

La huella comparte espacio con restos de megafauna y herramientas líticas. Animales como caballos y mastodontes se encuentran cerca de ahí en la misma capa. Con estas piezas del rompecabezas podemos darnos una idea más clara del entorno en que vivía quien realizó la huella.

Los vestigios de presencia humana se hacen notar en forma de escamas de piedra. Estas pudieron usarse fácilmente como arma u otras herramientas. En presencia de animales de gran tamaño  habrían sido de gran utilidad para un ser humano delgado de 1.70 metros. Por ahora se tienen indicios y los avances en el análisis de los fósiles ayudará a comprender mejor la forma en que vivían estos seres humanos de la prehistoria en el sur del continente.

El sur de América está mostrando pistas sobre un pasado del que conocemos poco. Aunque la propuesta de una migración por el norte es muy probable, quizá no fue la única. Ya desde mucho antes se han considerado otras alternativas para el poblamiento de nuestro continente. Desde Chile Karen Moreno y su equipo de colaboradores nos han compartido una parte de nuestra historia. En los próximos años veremos cómo se va ampliando este panorama del pasado americano.

 

También te puede interesar: