loading

Inicio > Universo > Detectan el primer sismo en Marte

Detectan el primer sismo en Marte

POR: Alejandra Almed

28 mayo, 2019

Por: Luis Moctezuma

El programa de investigación para InSight, el explorador terrestre de Marte, es enorme. Entre sus objetivos está rastrear la actividad sísmica en el interior del planeta rojo. Este 23 de abril se dió a conocer que ya ha detectado su primer movimiento bajo el suelo marciano. El registro es del 6 de abril terrestre (su día de operaciones 128) y lo dio a conocer el Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES), encargado del sismómetro SEIS.

Tras casi 4 meses de espera la tierra se movió

El sismómetro de origen francés llegó a la superficie del planeta rojo el 19 de diciembre de 2018, como parte del equipo de InSight. Desde entonces ha tenido el reto de detectar movimientos bajo la tierra en condiciones muy diferentes a como se registran en la Tierra. En nuestro planeta los sensores suelen estar bajo la tierra, algo muy distinto al sistema de detección sísmica marciano.

SEIS cuenta con adaptaciones especiales para que sus mediciones no sean fáciles de engañar. Marte es un planeta sin placas tectónicas y con una actividad casi nula en la superficie. En la Tierra el movimiento de las placas provoca los sismos, pero en otros planetas esto ocurre por grietas o fracturas en la superficie, las cuales pueden ser causadas por el impacto de meteoritos, el encogimiento de su corteza debido al enfriamiento de su núcleo o la liberación de presión debido al magma que aún se piensa se encuentra en las profundidades del planeta. Además, ya que el sensor no está debajo de la tierra podría recibir señales equivocadas del viento, la temperatura o la arena.

Para evitar estas confusiones el Laboratorio de Propulsión Jet (JPL) de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio estadounidense (NASA), creó sistemas de seguridad. El Wind and Thermal Shield creado por el JPL aísla al SEIS de los ruidos que puedan interferir y enviar información equivocada. Tanto la arena, como las ondulaciones extremas del clima, el viento y otros distractores quedan reducidos por este dispositivo.

El movimiento registrado fue pequeño, pero es el primero de magnitud suficiente para considerarlo como un verdadero movimiento de las entrañas marcianas. En otras ocasiones el SEIS ha detectado actividad pero esta ha sido descartada. Las fechas fueron: 14 de marzo, 10 y 11 de abril. En aquellas ocasiones las señales fueron más ambiguas y se descartaron.

Una sacudida como la que registró SEIS a principios de abril habría pasado desapercibida en la Tierra. Como el panorama marciano es muy diferente al terrestre este movimiento es significativo. Se trata de un planeta prácticamente muerto. El estudio de estos pequeños movimientos nos ayudará a reconocer cómo fue que su actividad sísmica se apagó y el planeta se convirtió en el desierto seco y frío que es hoy.

Un movimiento que ya se conocía

Desde finales de la década de los 60 y principios de los 70 ya se conocían movimientos parecidos al que registró SEIS. El origen de estos fue muy lejos del planeta rocoso más alejado del sol. La misión Apollo que en su momento logró el hito de llevar seres humanos a la luna ya había hecho mediciones similares en nuestro satélite natural.

Entre 1969 y 1972 se hicieron miles de mediciones de lunamotos (el equivalente lunar de nuestros terremotos). Gracias a ellos se logró conocer con mayor detalle el pasado de nuestro satélite y la forma en que este se separó de nuestro planeta. El antecedente lunar nos ayudará a comprender mejor lo que pasa en Marte. Por ahora ya tenemos una primer medición prometedora.

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos