loading

Inicio > Universo > El agua de la Tierra llegó al momento en que nacía la Luna

El agua de la Tierra llegó al momento en que nacía la Luna

POR: Alejandra Almed

28 mayo, 2019

Por: Luis Moctezuma

 

Nuestro planeta es privilegiado en muchos sentidos. Además de la distancia perfecta a su estrella, cuenta con grandes cantidades de agua y un satélite natural relativamente grande. Un grupo de investigadores de la Universidad de Münster, en Alemania, proponen una explicación para la gran cantidad del líquido vital que hay en nuestro planeta; la Luna es una parte importante en esta explicación.

Diferentes materiales en el mismo vecindario

La Tierra pertenece a los planetas rocosos. Existen muchas similitudes entre nuestro planeta y sus vecinos. Tamaños pequeños en comparación con los gigantes gaseosos que están más allá del cinturón de asteroides, una composición rocosa, entre otros. Algo muy particular de nuestro hogar es la gran cantidad de agua.

La distribución de materiales en el sistema solar pareciera ser muy clara. En los cuerpos más alejados del sol se encuentran los objetos clasificados como “carbonáceos”, los que se encuentran cerca de nuestra estrella se conocen como “no carbonáceos”. Además de una negación, hay grandes diferencias entre los pobladores de cada sección de nuestro sistema solar.

Los cuerpos carbonáceos son ricos en agua. La idea de que el agua llegó a la Tierra desde una región distante en el sistema solar es popular. La duda aquí es cuándo ocurrió. Para encontrar ese punto en la historia del planeta se recurrió a un isótopo de Molibdeno; gracias a él es posible rastrear el origen carbonáceo o no carbonáceo.

Las participantes en el estudio siguieron la pista de los materiales carbonáceos y no carbonáceos. El Doctor Gerrit Budde, del Instituto de Planetología de Münster compara a los resultados que ofrece el isótopo de Molibdeno con una huella digital genética. Después de realizar su rastreo, los investigadores concluyen que nuestro planeta tiene una mezcla de materiales con ambos orígenes.

Ya se podía sospechar desde antes que nuestro planeta recibió impactos de cuerpos provenientes de lugares distantes. También el origen del agua parecería más o menos acorde a lo que hemos dicho. El aporte más importante aquí es que se da una fecha y causante de la llegada del agua a la Tierra, y no sólo eso.

Hace 4.4 mil millones de años un objeto del tamaño de Marte chocó con la Tierra. El nombre que se le da es Theia. Este impacto provocó que la Luna se separara del planeta y, nuestros investigadores concluyen que también proveyó a la Tierra de una gran cantidad de agua. El origen de Theia sería una región lejana en el sistema solar, llena de materiales carbonáceos.

El análisis del isótopo de Molibdeno se hizo sobre distintos niveles terrestres. La mayor cantidad del que encontraron en el manto de la Tierra proviene de Theia. Al chocar este cuerpo con nuestro planeta habría proveído del material suficiente para la aparición del agua y de la Luna: todo en una misma colisión.

Además de un pasado común la Luna y el agua siguen compartiendo vínculos muy fuertes. La influencia del satélite sobre las mareas es un conocimiento ancestral. Recientemente se encontró una relación entre las mareas y los movimientos tectónicos en la superficie Lunar. Ahora tenemos una investigación que propone que además fueron provocadas por la misma colisión. ¿Qué más seguirá oculto entre estos dos?

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos