loading

Inicio > Universo > El gran legado de Rusia en la exploración espacial

El gran legado de Rusia en la exploración espacial

POR: Alejandra Almed

7 agosto, 2018

Por: Antonio Medina

 

Por el momento todo podría parecer fútbol cuando mencionamos a Rusia, pero este país eurasiático tiene mucho más que ofrecer al mundo que el Mundial de fútbol. Y para muestra basta con dar un vistazo a la gran historia que tienen los soviéticos en la exploración espacial, de la cual, son prácticamente los padres.

Desde la década de 1950 Rusia se propuso liderar la exploración espacial, tenía la meta de investigar cómo eran las cosas más allá de la atmósfera terrestre y no se detendrían hasta conseguirlo. El primer gran paso que dio la agencia espacial rusa y que desató la llamada “carrera espacial” fue el lanzamiento del Sputnik 1. El 4 de octubre de 1957, se lanzó el primer satélite artificial a la órbita terrestre y con esto, inició una historia de éxitos para Rusia en este campo.

Apenas un mes después del lanzamiento del Sputnik-1, el programa espacial ruso decidió lanzar al espacio al primer ser vivo, su nombre era Láika, una pequeña perrita mestiza, que se convertiría el primer ser vivo en orbitar la Tierra.

De ahí en adelante continuaron cosechando triunfos, mandaron el primer laboratorio científico a la órbita de la Tierra con el Sputnik-3. La estación Luna-2 fue la primera nave en alcanzar la superficie lunar y el Luna-3 el primero en transmitir fotos de la cara “oculta” de la Luna. finalmente en 1960, Belka y Strelka, dos perros más, consiguieron emprender un vuelo a la órbita y regresar a la Tierra con vida, lo que detonó el interés del programa espacial ruso por enviar un ser humano al espacio.

Esto llegaría el 12 de abril de 1961, cuando Yuri Gagarin se convertiría en el primer Cosmonauta de la historia. A bordo del Vostok-1, Gagarin de 27 años de edad, consiguió viajar al espacio exterior y regresar sano y salvo a la Tierra, algo que marcaría para siempre la historia de la exploración espacial.

Tan sólo 4 años después de la gran hazaña de Gagarin, otra página en los libros de historia de la exploración espacial sería escrita por Rusia, al realizar la primera caminata espacial. El cosmonauta Alexei Leonov fue el encargado de esta importantísima misión.

Tras el término de la carrera espacial y la disolución de la URSS, la actividad espacial de Rusia disminuyó significativamente, pero aún así, lograron seguir teniendo importantes aportaciones como el lanzamiento del módulo Zaryá, lo que a la postre se convertiría en la Estación Espacial Internacional. E incluso hoy en día, la única forma para un astronauta/cosmonauta de llegar a esta estación es por medio de naves rusas, las famosas Soyuz, que despegan desde una base en Kazajistán.

No cabe la menor duda de que la historia de la exploración espacial no sería lo mismo sin las grandes aportaciones de Rusia. Y a pesar de que por el momento en este país todo gira en torno al fútbol, tiene mucho más que ofrecer al mundo y su historia cosmonáutica es prueba ferviente de ello.

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos