ChemaTierra
Fritz Helmut Hemmerich (Flickr)
Esta concepto artístico muestra la estela de polvo de un cometa y su cola. Imágenes de la NASA
José Chambó (Cometografía)

Dos eventos astronómicos que no te puedes perder este fin de semana.

09-02-2017

Por: Alejandra Almed

Si aún no tienes planes para el fin, puedes adelantar la cena romántica que tenías planeada para el 14 de febrero y aprovechar que el universo estará de tu lado. Si eres forever alone, mirando el cielo nunca te sentirás solo.

ECLIPSE LUNAR PENUMBRAL 

El primer evento que no te puedes perder es el eclipse lunar penumbral que comenzará a las 22:34 p.m. UT del 10 de Febrero, Su máximo esplendor será a primera hora del 11 de febrero, aproximadamente a las 00:43 UT . Este fenómeno será visible en casi toda la Tierra, con excepción del extremo oriente de Asia y Oceanía.

Para poder verlo en tu país no olvides consultar el horario que te corresponde; por ejemplo, en la Ciudad de México, el máximo del eclipse estará ocurriendo a las 6:30 pm aprox. del 10 de febrero.

EclipsePenumbral.png

Científicamente hablando, un eclipse de Luna ocurre cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean en ese orden. Esto hace que la Tierra proyecte su sombra en la luna, provocando que la Luna se oscurezca. A diferencia del eclipse solar que sólo ocurre cuando hay luna nueva, un eclipse lunar únicamente sucede con luna llena.

eclipse_dos.jpg

Antes de que pienses que podrás observar una hermosa luna roja, déjanos decirte que el eclipse será penumbral,  por lo tanto el efecto será más sutil y suave en comparación con las alucinantes "lunas de sangre" causadas por los eclipses lunares totales.

Las diferencias entre los eclipses de luna radican en que la sombra de la Tierra se divide en dos partes: la zona más cercana y por lo tanto más oscura que se llama umbra y la región más alejada o exterior, denominada penumbra. Dependiendo en cuál de estas dos zonas se encuentre la Luna a la hora del eclipse, es el color de Luna que veremos.

LUNAR_ECLIPSE1.jpg

Hay tres tipos de eclipses lunares:

Un eclipse penumbral sucede cuando la Luna pasa por la región exterior de la sombra terrestre, la penumbra (como su nombre bien lo dice). El oscurecimiento de la Luna es tan sutil que muchas veces los observadores no notan que está sucediendo el eclipse.

Un eclipse parcial es cuando la Luna pasa por el centro de la sombra de la Tierra, pero no completamente, así que sólo una fracción de la Luna se oscurece.

Un eclipse total sucede cuando la Luna completa pasa por el centro de la sombra, es el mejor de todos, pues la Luna resulta iluminada en tonos rojizos, efecto causado por los rayos del Sol al atravesar la atmósfera de la Tierra y reflejarse en ella.

¿Por qué no sucede un eclipse cada luna nueva o llena?

Debido a que la órbita de la Luna está inclinada en relación con la órbita de la Tierra, no ocurren eclipses cada luna nueva o llena. Los conos de sombra pasan “por encima” o “ por debajo” de la luna y la Tierra la mayor parte del tiempo. Sólo en dos puntos durante el año el Sol, la Tierra y la Luna se alinean correctamente para producir eclipses. 

Generalmente, los eclipses lunares suceden sin ningún orden en particular, después de un eclipse parcial puede venir un eclipse total, seguido de un penumbral y así sucesivamente. Sin embargo en algunas ocasiones la secuencia es más ordenada. Cuando cuatro eclipses lunares consecutivos son totales, la serie se denomina una tétrada lunar. 

Este fin de semana es perfecto para que identifiques cómo se ve a simple vista un eclipse de Luna penumbral, ya que podrá ser visible sin la necesidad de equipos especiales y, como se trata de un eclipse lunar, no se necesitan objetos que protejan los ojos, ya que de ninguna manera dañan la salud ni la vista. ¡Así que ojos al cielo! Claro, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan.

Después de observar este maravilloso acontecimiento, no vayas a recoger tus cosas e irte, ya que tu cita con el cielo aun no acaba. 

 

EL COMETA DE AÑO NUEVO

Existe un amigo cometa que visita la Tierra cada 5 años aproximadamente y este fin de semana tiene su cita de regreso. Su última visita fue en el 2011, pero ahora viene mejor que nunca.

Cometa1.png

El cometa 45P/Honda -Mrkos-Pajdušáková, o cometa de año nuevo para los cuates, tiene una órbita elíptica alrededor del Sol, con un periodo orbital de 5.26 años.

El cometa, recibió el nombre de sus descubridores, los astrónomos Minoru Honda, Antonin Mrkos y L'udmila Pajdušáková, que lo vieron por primera vez en 1948.

Un cometa es un astro que se compone de hielo, dióxido de carbono, metano o amoniaco y polvo. Se dividen en dos partes: el cuerpo helado, que es la parte central llamada núcleo, y la parte compuesta por gas y polvo conocida como coma. Esta última parte suele crecer de tamaño cuando el cometa se enfrenta a altas temperaturas, ya que la parte helada central se evapora. 

Imagen 2.png

Debido a que el pasado 31 de diciembre, el cometa de año nuevo pasó por el perihelio del Sol ha aumentado su brillo y su tamaño, de 75,000 a 150,000 km de diámetro. Esto no es lo más increíble, ya que también este 11 de Febrero será el día que más cerca pasará de la Tierra, unos 0.08 UA (unidad astronómica), es decir, a una distancia 30 veces mayor que la que nos separa de la Luna (hablando en lenguaje espacial es muy poco).

Este cuerpo celeste emana un color verdoso debido a que algunos gases brillan en este color cuando la luz solar pasa a través de ellos.

Este fin de semana este cometa verdoso podrá ser visible a simple vista y  muchos astrónomos y aficionados podrán captar en fotografía o video el paso del astro por nuestros cielos.

Así que no pierdas el tiempo y prepara todo lo necesario para hacer de este fin de semana uno de los mejores. Contempla los dos eventos astronómicos que el universo trae para ti.

CometaAñoNuevo.png

 

aLE.jpg

 



También te puede interesar: