ChemaTierra
Concepción artística de la nave DART de la NASA (NASA/JHUAPL).

La NASA prepara misión para desviar un asteroide

12-07-2017

Al estilo Hollywood...

Por: Antonio Medina

Podría parecer recurrente que en ChemaTierra hablemos de temas que parecen sacados de una película de ciencia ficción, pero es que la realidad parece estar alcanzándonos; y qué mejor ejemplo que el nuevo plan que ha desarrollado la NASA para intentar desviar, por primera vez, un asteroide que pudiera representar un peligro para la Tierra.

Así es, aunque parezca el argumento de la ya clásica “Armageddon”, la Agencia Espacial de los Estados Unidos ya prepara su primera prueba para enfrentar la inminente colisión de un asteroide contra nuestro planeta.

Para saber si es posible defendernos de algún asteroide que en el futuro pudiera representar un verdadero peligro, se planea desviar la trayectoria de Dydymos (“mellizo” en griego), un sistema binario conformado por dos asteroides no amenazantes.

DART2.jpg 

El primero, Didymos A, mide unos 800 metros de ancho, mientras que Didymos B mide 160 metros de ancho y órbita alrededor del primer cuerpo. Se ha calculado que este sistema pase relativamente cerca de la Tierra en el 2022 y posteriormente en el 2024.

El plan de la NASA es aplicar por primera vez una técnica de deflexión con el objetivo de desviar el asteroide. La Prueba de Redireccionamiento del Asteroide Doble (DART, por sus siglas en inglés), se encuentra en su etapa preliminar, pero se prevé que esté lista y aprobada para su implementación en el 2022.

El impacto de un asteroide, a diferencia de otros fenómenos naturales como tornados, huracanes, terremotos y algunos otros, se puede prever e incluso evitar con la tecnología a la que tenemos acceso actualmente. Esta será la primera ocasión en que una agencia espacial intente desviar la trayectoria de un cuerpo celeste, y los científicos piensan que Didymos es la oportunidad perfecta para hacerlo, pues el hecho de que Didymos B se encuentre orbitando alrededor de Didymos A hace más fácil observar los resultados del experimento.

El plan es relativamente sencillo: una nave espacial del tamaño de un refrigerador, especialmente diseñada para esta misión, impactará a Didymos B a una velocidad de 6 kilómetros por segundo (9 veces más rápido que la velocidad de una bala al ser disparada). Con esto, los científicos podrán evaluar el cambio que el impacto generará en la órbita de Didymos B alrededor de Didymos A, y esto permitirá conocer y evaluar la capacidad de esta técnica de deflexión como una estrategia para evitar posibles colisiones futuras de asteroides contra la Tierra.

El proyecto “DART” representa un gran avance para conocer las posibilidades de evitar una posible catástrofe para la Tierra. Y si creen que lo estamos sacando del guion de alguna película o que estamos exagerando al respecto, nada más habrá que preguntarle a los dinosaurios si el impacto de un asteroide realmente representa algún peligro para la vida en nuestro planeta.

 

También te puede interesar: