ChemaTierra
Stockphoto

Llega el solsticio de diciembre

21-12-2018

Comienza el invierno en el hemisferio norte y el verano en el sur

Por: Luis Moctezuma


Este 21 de diciembre a las 22: 23 UTC (16: 23 hora del centro de México) llega el solsticio de invierno y con él el día más corto del año. Durante el año aparecen dos solsticios: verano e invierno. En este momento la Tierra tiene una inclinación mayor respecto al sol, lo que nos lleva a los climas extremos del año; mientras un hemisferio vive su momento más cercano y recibe más luz y calor solar, el otro se aleja y viene el momento de frío.

Una noche larga para enfriar un hemisferio

Este viernes 21 de diciembre el día durará únicamente 9 horas en el hemisferio norte. Como contraste, el día más largo del año (el 21 de junio) tuvo 15 horas de sol. Esto pasa porque nuestro planeta gira con una inclinación que la deja con una diferencia entre hemisferios que es más notoria mientras más nos acercamos a los polos.

La tierra tiene una inclinación promedio de 23.5 grados. Esto deja a uno de los hemisferios más cerca del sol durante los equinoccios. En diciembre esta inclinación acerca al sur y en junio al norte. Mientras en México recibimos a la época más fría del año, en el hemisferio sur se preparan para el calor.

Para quienes viven cerca del ecuador la diferencia entre solsticios, equinoccios y cualquier otro día del año es mínima. Al estar cerca del centro del planeta la distancia respecto al sol varía poco. En cambio, mientras más al norte o al sur se viva esta diferencia es más evidente. El nombre solsticio viene del latín y significa “sol quieto”.

En los círculos polares los cambios en la posición de la Tierra respecto al sol son más notorios. Un ejemplo de esto es el “sol de medianoche” que podrá verse en el polo sur mientras nosotros recibimos el invierno. En la Antártida, los días alrededor del 21 de diciembre el sol será visible las 24 horas del día.

La poca luz del sol es una de las características más importantes del invierno. Una estación no es exactamente lo mismo para todos sus observadores. Para los meteorólogos el invierno es ligeramente distinto que para los astrónomos. Mientras un hemisferio se va alejando del sol la temperatura baja. Los meses más fríos son diciembre, enero y febrero, aunque la primavera aparezca oficialmente en marzo y esto es porque para entonces nuestro hemisferio va disminuyendo su distancia con el sol.

Una época para enloquecer a los relojes solares

En esta época se viven algunos ajustes en el tiempo de sol. El día en que anocheció más temprano fue el 8 de diciembre. El 21 tendremos menos horas de sol. Además nos falta la mañana en que el sol saldrá más tarde: 3 de enero. Este último día también es el perihelio, el momento en que más cerca pasará nuestro planeta del sol, aproximadamente 147 millones de años.

Los relojes solares son un detalle arquitectónico que se conserva en algunos edificios pero hay que desconfiar de ellos. En esta época los movimientos del sol harán que fallen; tenemos menos horas de sol durante el día y será más confiable buscar una alternativa digital. De cualquier forma, los festejos harán que nuestra noción del tiempo sea diferente a la del resto del año.

El invierno llegó. Este año está programado para durar 88 días y 23 horas. El próximo 20 de marzo será el equinoccio de primavera y mientras tanto tendremos poco sol, temperaturas bajas y muchos festejos. Disfruta de estas noches extendidas y conserva la calma, ya volverán los días largos en unos meses.

También te puede interesar: