ChemaTierra
NASA

¿La luna llena realmente afecta a los seres humanos?

20-02-2019

Tanto como la existencia de los hombres lobos…

Por: Alejandra Almed

 

La creencia de que la luna llena causa trastornos mentales o cambios en el comportamiento humano es tan viejo como las civilizaciones clásicas. De hecho, la palabra lunático viene de la diosa romana de la luna, llamada en efecto Luna.

El filosofo Aristóteles y el historiador romano Plinio el Viejo fueron los que llegaron con la idea de que el cerebro era el órgano del cuerpo que más agua contenía, por lo tanto, al igual que en las mareas oceánicas, la luna llena causa una atracción y una influencia en éste órgano. Este efecto llamado “efecto de la locura lunar” fue bastante conocido en la Edad Media y se reconocía en personas que de pronto presentaban comportamientos agresivos o conductas erráticas. Así mismo el mito se fue fortaleciendo gracias a la literatura y el cine, con historias de hombres lobo o vampiros que salen cuando hay luna llena.

Incluso hoy en día muchas personas piensan que su comportamiento inusual se debe a la luna llena. El insomnio, agotamiento o ira son algunos efectos que hasta la fecha otorgamos a la luna. Las investigaciones respecto a la luna llena y su influencia en el comportamiento son bastante viejas, muchas de ellas datan del siglo pasado y desde entonces, la ciencia ha anulado la posibilidad de que esto realmente sea posible.

El agua del cuerpo y la luna llena

Algunos científicos más recientes como el psiquiatra Arnold Lieber ha dicho que los efectos de la luna llena sobre los océanos pueden ser los mismos que en nosotros, pues después de todo somos 80% agua. Sin embargo, psicológicamente hablando no ha habido ninguna evidencia de que esto sea verdad. Así mismo el hecho que la influencia de la luna en los océanos es igual de poderoso en la luna llena que en la luna nueva, cuando el lado “oculto” está apuntando a la Tierra.

En un artículo publicado por Scientific American, se menciona que, en primer lugar, para desmentir esta creencia, esta el hecho que según muchos astrónomos la influencia gravitacional de la luna es demasiado pequeña para influir directamente en nosotros, nuestro comportamiento o en nuestro cerebro. El astrónomo fallecido George Abell, señaló que incluso un mosquito tiene más fuerza gravitatoria en nosotros que la luna. 

Otro hecho importante que señalan los astrónomos es que la fuerza gravitatoria de la luna solamente afecta a cuerpos de agua abiertos, como el océano o incluso un lago, pero no en un cuerpo cerrado como el cuerpo humano.

Diversos psicólogos como James Rotton, de la Universidad Internacional de Florida e Ivan  W. Kelly de la Universidad de Saskatchewan han investigado los efectos conductuales de la luna llena sobre nuestro comportamiento. No obstante, no han podido encontrar nada contundente. En su estudio publicado en el 85 llegaron a la conclusión que simplemente no era necesario seguir investigando. 

La luna llena y tu comportamiento irracional

En un estudio publicado en 1982, un equipo de autores informço que los accidentes de tráfico eran más frecuentes en las noches de luna llena. Sin embargo, después se dieron cuenta que las lunas llenas que estudiaron habían sido más comunes en fines de semana, cuando las personas suelen conducir, y bueno, sabemos lo que suele pasar en días de fiesta. Cuando este factor fue tomando en cuenta, “la locura lunar” desapareció de las estadísticas.

Es común pensar que nuestro carácter o nuestro comportamiento está influenciado por la luna llena, pues películas de Hollywood, canciones, libros y otros elementos nos los han repetido infinidad de veces. Los psicólogos Loren y Jean Chapman de la Universidad de Wisconsin-Madison denominaron correlación ilusoria al engaño que te juega tu mente con algunas situaciones que creemos verdaderas, pero que en realidad son meramente ilusiones. Si crees que existe un comportamiento inusual en las noches de luna llena, bueno tal vez tu mente te haga sentir que esto es verdad.

¿Cómo comenzó todo?

El artículo de Scientific American también explica cómo el psiquiatra Charles L. Raison, afirma que el efecto de la “locura lunar” alguna vez pudo haber sido genuino. Antes de que existiera la iluminación exterior, la luz brillante de la luna llena era una verdadera molestia para las personas que trataban de dormir y, efectivamente, causaba insomnio en algunas personas. Debido a su falta de sueño pudieron presentar comportamientos erráticos o trastornos. Por lo que efectivamente la luna llena pudo estar asociada a una mayor tasa de comportamientos extraños en épocas pasadas.

Hoy, seria lo mismo que tratar de dormir con la luz prendida de tu habitación y ver si al día siguiente no presentas un comportamiento un tanto “lunático”.

También te puede interesar: