ChemaTierra
Crédito: NASA, JPL, VIMS Team, ISS Team, U. Arizona, D. Machacek, U. Leicester

Agua de una luna saturnina modifica nuestra idea sobre la formación del sistema solar

07-12-2018

El agua en los anillos y satélites de Saturno es como la de la Tierra, excepto la luna Febe, que cambia todo lo que conocemos

Por: Luis Moctezuma

 

El sistema solar, nuestro vecindario en el universo, es un lugar que apenas comenzamos a conocer. Aunque la misión Cassini terminó en 2017, los datos que recopiló aún son parte de investigaciones científicas, y lo serán por mucho tiempo. En esta ocasión, la revista científica Icarus publicó un artículo en que se analiza el agua de algunas lunas de Saturno.

Lo que se cree hasta el momento no coincide con los datos

El modelo de formación del sistema solar que se mantiene hasta hoy hace algunas estimaciones que no se confirman con las mediciones de Cassini. El agua debería presentar algunas variaciones dependiendo de la zona en que se encuentre. En los planetas alejados y fríos, así como sus lunas, tendría que ser distinta a nuestra región cálida y cercana al sol. La clave en esta medición son los isótopos.

Un isótopo es una variación entre átomos similares. Aunque su nombre sea popular entre los elementos radiactivos aparecen en muchas otras combinaciones. Un isótopo existe cuando hay una diferencia en el número de neutrones, aunque la cantidad de protones y electrones se mantiene. Esto hace que haya una diferencia en la masa, aunque el número atómico es el mismo.

El hidrógeno tiene un isótopo llamado deuterio. Consiste en la adición de un neutrón más. Cuando este aparece ya no hablamos del agua en los mismos términos que acostumbramos en la Tierra. Lo que podría esperarse del agua en Saturno y sus lunas es una diferencia en el deuterio, pero los resultados han sido diferentes a lo que se esperaba.

Aparentemente la presencia del deuterio debería ser 10 veces más alta a la distancia que se encuentra Saturno y no ha sido así. Los datos enviados por Cassini indican que las lunas del planeta de los grandes anillos es similar a la de la Tierra con una excepción. Febe, presenta una variación que desconcierta a los investigadores.

           Este satélite que toma su nombre de la mitología griega obliga a reconsiderar la forma en que se conformó nuestro sistema solar. Además de una titánide y ocasionalmente un símil de la diosa de la sabiduría (Artemisa), Febe es uno de los satélites de Saturno, uno que ahora ha puesto una nueva pieza en el rompecabezas de la historia de nuestro sistema solar. Su nivel de deuterio no es similar al de la Tierra, es mayor.

Estos datos indican que Febe proviene de una región distinta a Saturno. Los niveles de deuterio en su agua indican que proviene de muy lejos en el sistema solar. Posiblemente se formó cerca de Plutón, el cinturón de Kuiper o incluso más allá. Lo que ha provocado esta variación es que se reconsidere la forma en que llegó a ese lugar que ocupa actualmente girando alrededor de Saturno.

Para estas mediciones se recurrió a imágenes tomadas con el Espectrómetro de Mapeo Visual e Infrarrojo (VIMS, por sus siglas en inglés). Gracias a las capturas infrarrojas fue posible la medición del agua en los anillos y satélites naturales de Saturno. Además se realizó una medición de carbono -12 y -13 (12C y 13C) en Japeto y Febe que ayudó a confirmar los niveles de deuterio en estas dos lunas. El radio de deuterio e hidrógeno (D/H) fue 5 veces mayor al de la Tierra en Febe, mientras que para Japeto fue similar.

¿Cómo se formó el sistema solar? Ya tenemos una explicación pero ahora hay que hacer algunos ajustes. Lo que empezamos a conocer ahora en Saturno a partir de los datos que recopiló Cassini nos dicen que algunos detalles no se ajustan a nuestro modelo de formación del sistema solar. Como cualquier conocimiento científico, siempre está abierto a correcciones y las próximas misiones a los gigantes gaseosos nos ayudarán en esas revisiones. La más próxima es Europa Clipper de la NASA que se dirige al mismo destino que la misión Discovery en la película 2001: A space Odyssey; en unos años nos enviará nueva información.


También te puede interesar: