ChemaTierra
IMAGEN: ESA–STEPHANE CORVAJA, 2016

Comienza misión europea-rusa que busca señales de vida en Marte

14-03-2016

Siguiente parada, ¡Marte!

El día de hoy, dos naves espaciales comenzaron un viaje de siete meses hacia el Planeta Rojo en busca de señales de vida. Las naves despegaron desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajstán a las 15:31 hora local (09:31 GMT), a bordo de un cohete ruso Proton-M.

La nave espacial TGO (Trace Gas Orbiter) y el módulo de aterrizaje Schiaparelli constituyen la primera etapa del programa europeo-ruso ExoMars, el cual busca signos de vida en Marte. Si el calendario se cumple, en el 2018 lanzarán la segunda etapa que consta de un móvil de perforación profunda.

 exomars-2016-liftoff-2.jpg

Crédito: ESA–STEPHANE CORVAJA, 2016

 

Sí todo sale de acuerdo al plan, TGO y Schiaparelli se separarán el 16 de octubre, a medida que el dúo se acerque a Marte.

La nave TGO, de 3,730 kilogramos, entrará en órbita alrededor de Marte el 19 de octubre, eventualmente logrará colocarse a una altura de 400 km. Desde ahí, la nave espacial estudiará la superficie y la atmósfera de Marte a través de cuatro instrumentos científicos. Se espera que esta misión comience en diciembre de 2017 y dure cinco años.

Buscando señales de vida

La tarea principal de TGO es encontrar metano y otros gases en la atmósfera de Marte. La gran mayoría del metano en la atmósfera de la Tierra se produce por  microbios y otros organismos vivos, por lo que el gas es considerado una posible señal de vida en el planeta rojo.

Sin embargo, los procesos geológicos también pueden generar metano, por lo que una detección de este gas no es garantía de la existencia de vida. De hecho a finales del 2013 y principios del 2014, el rover Curiosity de la NASA detectó un aumento de 10 veces en los niveles de metano del planeta, pero los científicos de la misión aún no están seguros de la causa.

Pero TGO hará otras cosas. Por ejemplo, las fotos que tome ayudarán al equipo ExoMars a elegir un lugar de aterrizaje para el Rover del 2018, mientras que el orbitador que funciona con energía solar servirá como un puente de comunicación entre el vehículo y la Tierra.

Aterrizando sobre Marte

Mientras TGO se incorpora a la órbita marciana, el módulo de aterrizaje Schiaparelli se dirigirá hacia la superficie del planeta para aterrizar el 19 de octubre.

Schiaparelli lleva varios instrumentos científicos, incluyendo un paquete que recogerá una variedad de datos meteorológicos en la región de la llanura Meridiani Planum, el lugar del aterrizaje.

Estos instrumentos operarán sólo unos días, hasta que las baterías de Schiaparelli se agoten. El propósito principal de la sonda es probar la tecnología de entrada, descenso y aterrizaje necesaria para que el rover que se lanzará en el 2018 sea capaz de aterrizar con seguridad y comenzar su búsqueda de señales de vida.

 **

Fuente: ESA; Mashable 

 

También te puede interesar: