ChemaTierra

Descubren la evidencia más fuerte de géiseres de agua en Europa, la luna de Júpiter

15-05-2018

Uno de los lugares más prometedores para la búsqueda de vida extraterrestre en el sistema solar.

Por: Luis Moctezuma

Uno de los satélites de Jupiter podría ser un lugar favorable para el desarrollo de la vida. Además de su superficie helada, en su interior habría géiseres de agua que se descubrieron hace dos décadas sin que se les prestara atención. Los datos que lo confirman provienen de la misión Galileo que sobrevoló Europa en 1997 y se estrelló contra Júpiter en 2003.

Movimientos magnéticos

 El indicio para llegar a esta conclusión proviene de las mediciones que hizo la misión Galileo en los 90. Entre ellos se encuentran registros de la actividad magnética. Un equipo de investigadores de las Universidades de Michigan, Iowa y la UCLA, analizaron los datos obtenidos por esta misión. Según parece, se detectó actividad de chorros de agua que pasaron desapercibidos.

            Una pequeña variación en el magnetismo hizo notar que había algo debajo del hielo. Cerca del ecuador de Europa, ligeramente al sur, la temperatura es mayor que en el resto del satélite. Cuando Galileo pasó a 400 km de distancia se percibieron pequeñas alteraciones en el campo magnético. Partiendo de ellas se realizó un modelado sobre la forma en que este debía funcionar con o sin la presencia de una pluma.

            Entre los resultados que muestra la investigación, aparece un registro de los datos que envió Galileo. Junto con ellos se muestran los datos propuestos por una simulación con pluma y sin pluma de agua. La línea que sigue con mayor precisión la información real, es la que considera que existe una pluma.

¿Qué cambia con una pluma de agua?

La superficie congelada de Europa es algo que conocemos desde hace tiempo. La presencia de un espacio con mayor temperatura debajo de su superficie ofrece condiciones para la existencia de vida como la conocemos. Ya no se trata únicamente de un cuerpo de agua congelada que podría adaptarse para vivir en ella, sino que propicia por sí misma que organismos vivos se desarrollen en condiciones similares a las que conocemos en la Tierra.

            Hasta ahora la búsqueda de vida fuera de la Tierra se ha restringido a planetas. Aunque satélites como Europa son tentadores por la presencia de agua en forma de hielo, no parecían una prioridad. Con la presencia de una temperatura adecuada y agua en forma líquida las expectativas son distintas.

Imaginar la pluma que se detectó en Europa es sencillo. En algunas partes de la Tierra son visibles géiseres que arrojan agua caliente. Un lugar famoso por la notable presencia de este fenómeno es el Parque Nacional de Yellowstone en Estados Unidos. Debajo de Yellowstone también hay una gran actividad térmica que hace que el agua se eleve sobre el suelo por la gran temperatura. A esta imagen habría que agregar un paisaje helado junto a un planeta gigante de gas.

Los próximos viajes a Europa

Desde distintos puntos del planeta se están planeando misiones espaciales a este satélite de Júpiter. La Agencia Espacial Europea (ESA) planea la misión JUICE (Jupiter Icy moons Explorer), esta se programa para la década de los 2030. Por su parte la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) tiene entre sus planes la misión Clipper. Con estas dos tendremos más información que nos ayude a conocer esta luna helada y las posibilidades de encontrar vida en ella.

También te puede interesar: