Arte de Kepler y sus planetas descubiertos. Crédito: NASA/Ames/W. Stenzel

El telescopio espacial Kepler dice adiós

31-10-2018

¡Gracias Kepler por cambiar nuestra percepción del universo!

Por: Luis Moctezuma 

 

Hace 35 años, cuando iniciaban los planes para la misión Kepler de la NASA no se conocía un sólo planeta fuera de nuestro sistema solar. El recuerdo de William Borucki sobre los inicios de esta misión contrasta completamente con el panorama que tenemos actualmente. En sus 9.6 años de misión, el Kepler confirmó la existencia de 2,662 planetas fuera de nuestro sistema solar. El 30 de octubre la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), anunció su retiro.

La jubilación de un cazador de estrellas

 El 6 de marzo de 2009 el Kepler despegó camino al espacio con la misión de encontrar planetas desconocidos. En su momento contaba con la cámara digital más grande, con la capacidad de captar el brillo de estrellas lejanas. Este telescopio espacial era capaz de captar 150 mil estrellas continuamente. Durante su vida útil cumplió 2 misiones.

            La razón de su retiro fue la falta de combustible. Este problema ya se había hecho notar desde tiempo atrás. La forma en que funcionó durante sus últimas observaciones del espacio fue intercalar periodos activos con hibernaciones. Antes de que su combustible se agotara definitivamente, y esto aumentara su temperatura, se tomó la decisión de jubilarlo.

            Antes de cerrar sus operaciones, la NASA hizo la última descarga de datos del telescopio espacial. En su recorrido llegó a 94 millones de millas de distancia de nuestro planeta y ahora viaja por el espacio en lo que se describe como una ruta segura, ya sin recolectar información sobre las estrellas que se encuentran frente a su lente.

El legado de Kepler

Este telescopio espacial cambió por completo la forma en que vemos el espacio. Existían registros de estrellas y eso nos daba una ligera noción de nuestro lugar en el universo; sin embargo, ahora sabemos que el espacio está repleto de estrellas con planetas girando a su alrededor.

            Durante sus más de 9 años activo, Kepler observó a 530,506 estrellas y entre ellas detectó 2,662 planetas. Hasta el momento se han escrito 2,946 artículos científicos basados en los datos que recolectó. En este momento ya es mucho el conocimiento que ha aportado y aún queda mucho que podemos aprender de la información que nos dejó.

            Se estima que los datos recolectados por Kepler darán material para investigar por 10 años más. El total de información que compiló la NASA en las 2 misiones de Kepler ocupa 678 Gigabytes de datos. Todo esto lo consiguió con apenas 3.12 galones de combustible. Kepler fue un viajero espacial ejemplar en muchos sentidos y servirá de ejemplo para las futuras misiones que exploren el espacio.

¿Cómo encontrar un planeta en la noche espacial?

Para un ojo humano el espacio es una masa enorme de oscuridad con algunos puntos de luz a los que llamamos estrellas. Exactamente esos puntos de luz son los que usaba para localizar planetas, enfocándose principalmente en los habitables. Su método consistía en reconocer el movimiento de los planetas al pasar frente a su estrella madre y con los datos que compilaba era posible calcular su tamaño, distancia y composición.

            Muchos de los planetas que encontró tienen características que los harían habitables. Cada estrella es distinta en tamaño, temperatura y composición, así que no bastaría con encontrar un pequeño globo azul cerca de su estrella. Para cada tipo de estrella las necesidades de habitabilidad son distintas. Los planetas que se consideran habitables estarían entre el tamaño de la Tierra y Neptuno, dependiendo de las condiciones de su estrella.

            Por ahora los últimos datos que recopiló Kepler serán útiles para la siguiente misión que buscará planetas en el espacio. El Satélite de Reconocimiento de Exoplanetas en Tránsito (TESS, por sus siglas en inglés), fue lanzado en abril y tiene el objetivo de observar 200 mil estrellas cercanas a la Tierra.

La NASA despidió al pionero de la exploración planetaria fuera del sistema solar, pero su legado seguirá ahí por mucho tiempo más, tanto con la información que ya recopiló, como orientando la búsqueda de nuevos planetas como el nuestro.

También te puede interesar: