ChemaTierra
Imagen: ESA

Encuentran la primera evidencia de un sistema de agua subterránea que cubrió todo Marte

28-02-2019

¡Ahora ya sabemos dónde buscar vida marciana!

Por: Luis Moctezuma

 

Durante mucho tiempo se ha creído que en el pasado el planeta rojo tuvo agua. Las misiones más recientes a este planeta han mostrado indicio de la presencia del líquido vital e incluso ya se tienen localizados depósitos de hielo. Una nueva investigación a partir de los datos recopilados por la sonda Mars Express ha encontrado evidencia de un sistema subterráneo de agua que hace miles de años corría en el interior del cuarto planeta del sistema solar.

Una mirada hacia el interior

Un análisis geológico ha mostrado lo que alguna vez fue un sistema interconectado bajo el planeta rojo. Además de agua se halló evidencia de minerales cruciales para la vida. El estudio se publicó en el Journal of Geophysical Research.

La historia de nuestro planeta vecino incluye periodos con grandes niveles de agua. Para Francesco Salese de la Facultad de Geociencias en la Universidad de Utrecht, primer firmante de la investigación, “El Marte primitivo fue un mundo acuoso, pero cuando el clima cambió el agua se ocultó bajo la superficie para formar estanques de agua subterránea”. Para su estudio, Salese y sus colaboradores analizaron 24 cráteres marcianos.

La evidencia se encontró a miles de kilómetros de profundidad bajo el suelo marciano. Los cráteres que se estudiaron se localizan entre los 4,000 y 4,500 bajo el “nivel del mar” marciano. Este punto de referencia se calcula a partir de la altura y la presión atmosférica del planeta, ya que actualmente no tiene agua en su superficie.

Los cráteres analizados no podrían haberse formado sin la presencia de agua. Sus características son muy particulares. Dentro de estos cráteres se reconocen canales grabados en las paredes, valles tallados por el agua subterránea, deltas que se formaron por la subida y bajada de los niveles del líquido, terrazas escarpadas dentro de los muros de los cráteres que se formaron por el agua estancada y depósitos de sedimentos con forma de ventila que se formaron por el flujo de agua.

Los niveles que se reconocen en las marcas de estos cráteres coinciden con los niveles que se estiman tuvieron alguna vez los océanos marcianos. El periodo en que se estima que existieron estos océanos coincide con el tiempo la antigüedad de las marcas en los cráteres. Mientras los mares de la superficie debieron estar ahí hace 4 mil millones de años, los cráteres muestran evidencia de agua hace 3,500 millones de años.

Los sistemas hídricos en el planeta rojo mantenían contacto entre la superficie y estos depósitos subterráneos. Gian Gabriele Ori de la Universitá D’Annunzio International Research School of Planetary Science, coautor del artículo, comenta: “Creemos que el océano debió estar conectado al sistema de lagos subterráneos, que se extendía por el planeta entero”. La presencia de agua en el pasado marciano reaviva las dudas sobre si el planeta tuvo condiciones para la vida alguna vez.

Dentro de los cráteres también había indicios de minerales necesarios para la vida como la conocemos en la tierra. Los rastros que se encontraron incluyen: distintos tipos de arcilla, carbonatos y silicatos. Se trata de restos ocultos bajo la superficie del planeta rojo, no demuestran categóricamente que haya existido vida alguna vez pero si dan indicios para las futuras misiones de exploración de nuestro vecino.

La próxima misión en conjunto de la Agencia Espacial Europea (ESA) y Roscosmos (la agencia espacial rusa) se verá beneficiada de este descubrimiento. Exo Mars lanza un vehículo nuevo el próximo año. Se trata de un rover que explorará por tierra y llevará el nombre de Rosalind Franklin, la pionera en investigación del ADN. Con las pistas sobre dónde buscar, su exploración será más precisa. El cuarto planeta sigue siendo dando cada vez más motivos para imaginar que alguna vez en otra parte del universo existió vida.

 

También te puede interesar: