ChemaTierra
Sonda Insight. NASA

La NASA tiene un problema, “El topo” de InSight tomará un descanso

07-03-2019

La NASA tiene un problema

Por: Luis Moctezuma

 

Hace unos días, el 28 de febrero, InSight comenzó con uno de los estudios programados para la misión. “El topo” es parte del experimento HP3 del que se encarga en Instituto de Investigación Planetaria del Centro Aeroespacial Alemán, y se dedica a excavar el suelo marciano. En su primer periodo de servicio, que duró 4 horas, apenas avanzó entre 18 y 50 centímetros, cuando la expectativa era alcanzar 5 metros.

Los 4 mil martillazos del primer intento no desalentaron al equipo. El primer reporte que se tuvo indicaba que había encontrado una piedra o algo similar en su camino y eso lo detuvo. Después de un segundo intento se ha decidido dejar este experimento en pausa por un par de semanas mientras se evalúa la situación y se encuentran alternativas.

Un topo sobre la fría superficie marciana

Las temperaturas sobre el suelo en la región que se encuentra “El topo” van de los cero a los -100 grados centígrados. Una de las pruebas que hará será sobre la conductividad térmica. Una vez que la perforación en el suelo esté hecha se verá la velocidad a la que se dispersa el calor bajo la superficie marciana.

El experimento de perforación para medir la temperatura se llama Paquete de Propiedades Físicas y Flujo de calor, sus siglas en inglés serían HPPP pero se abrevia con una P cúbica. Sus primeros pasos fueron accidentados. En su primer día se taladró mucho y excavó poco. Incluso se estimó que había ganado una inclinación de 15 grados después de chocar con el primer objeto que se resisitió a ser perforado. Posteriormente apareció otro y los avances fueron mínimos.

En su diseño, “El topo”, incluye la capacidad para sacar piedras pequeñas piedras de su camino. El terreno sobre el que se encuentra InSight parecía un campo cómodo para la exploración pero no ha sido así. Los intentos que se han hecho hasta ahora muestran que realmente no es tan poroso como se había pensado y el interior tiene más piedras de las que se pueden ver desde arriba.

Una piedra en el camino que no detendrá la medición de temperatura

Durante el proceso de martilleo “El topo” se calienta 28 grados centígrados. De aquí viene el primer indicio sobre la velocidad a la que se disipa el calor en Marte. Una vez que haya perforado suficiente las mediciones serán más precisas y permitirá conocer mejor el flujo de temperatura desde el interior del planeta.

Cuando el canal perforado por HP3 llegue a la distancia ideal bajará una cuerda con equipo de medición de gran exactitud. Los sensores cuentan con 14 sensores de temperatura que se quedarán en el interior y evaluarán los cambios en la temperatura. El momento para usarlo se retrasará porque aún falta mucho para terminar la excavación y por ahora se ha detenido; sin embargo, no es la única herramienta térmica de InSight.

Otra de las mediciones sobre la temperatura marciana se hará con el apoyo de Fobos, el satélite natural de nuestro planeta vecino. Esta semana el radiómetro que lleva consigo InSight medirá la temperatura sobre la superficie cuando el satélite obstruya la luz solar. Gracias que en pocos días se tendrán varios eclipses, será posible medir la forma en que cambia la temperatura sin el sol. Por ahora los encargados de la misión ya trabajan desde la tierra en las soluciones a esta piedra en el camino, mientras tanto InSight continúa con su destino de medir y medir la temperatura, como le sea posible.

 

También te puede interesar: