ChemaTierra
Imagen en falso color del cráter Occator, hogar del punto más brillante en Ceres NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA
Manchas brillantes presentes en Ceres NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

La sonda Dawn resuelve el misterio de los puntos brillantes en Ceres

09-12-2015

Durante los últimos meses, Plutón se ha robado las miradas del mundo. Pero Ceres, el planeta enano más grande del Cinturón de Asteroides, fue el primer planeta enano visitado por una sonda.

Dawn es el robot de la NASA que logró esta hazaña en marzo del 2015. Desde su acercamiento en diciembre de 2014, Dawn ha capturado imágenes de Ceres creando mapas de alta resolución de su superficie y analizando su composición a través de varios instrumentos científicos que lleva a bordo.

Hace unos meses, los científicos se sorprendieron al observar más de 130 zonas brillantes, algunas del mismo color que los océanos helados en la Tierra. Las posibles explicaciones incluían actividad volcánica, depósitos de sal y masas de hielo.

dawn-two-bright-spots.jpg

En un artículo publicado hoy en la revista Nature, el equipo de Dawn otorga algunas explicaciones al misterio.

Los datos recopilados por Dawn indican que las zonas más brillantes, ubicadas en el cráter Occator, de 90 km de ancho y 4 de profundidad, contienen sulfato de magnesio y que otras sustancias, como hielo, también podrían estar presentes.

El telescopio espacial Herschel ha detectado una neblina alrededor de las manchas brillantes, lo que indica que algún tipo de sustancia congelada puede estar convirtiéndose en gas al recibir la luz del sol y el hielo es una buena suposición.

De acuerdo a los científicos, si realmente es vapor de agua lo que proviene de los puntos brillantes del cráter Occator, estos serian algunos de los rasgos más jóvenes del planeta enano.

A diferencia de los satélites helados de Júpiter y Saturno, donde las marea son responsables de arrojar agua sobre el espacio, no existen fuerzas de marea actuando sobre Ceres. En ausencia de tales fuerzas, se espera que la mayoría de los objetos en el cinturón principal de asteroides sea geológicamente inerte. Pero el reciente descubrimiento indica procesos geológicos activos en Ceres. 

¿Un planeta, asteroide o planeta enano?

Ceres es el objeto más grande en el cinturón de asteroides que existe entre Marte y Júpiter. Tiene un diámetro de 950 kilómetros  y una superficie cuatro veces más grande que el estado de Texas, Estados Unidos. A pesar de que técnicamente es un asteroide y un planeta enano, algunos científicos lo consideran un planeta; el más pequeño de nuestro sistema solar.

Ceres fue descubierto a principios del siglo XIX y por casi medio siglo fue considerado un planeta. Posteriormente, a medida que los telescopios mejoraron los científicos descubrieron una serie de objetos más pequeños en una órbita similar. En conjunto, estos objetos llegaron a ser conocidos como el Cinturón de Asteroides, y Ceres fue reclasificado como un asteroide.

En el 2006, cuando los científicos debatían el status de Plutón, la Unión Astronómica Internacional definió un planeta como un objeto con la suficiente gravedad como para despejar la zona de su órbita. Plutón no cumplía con esa condición, y lo mismo le pasó a Ceres.

Los investigadores aún debaten sobre la definición de planeta y la mayoría coincide en que lo más probable es que Ceres sea un protoplaneta, es decir, un planeta embrionario que quedó congelado en las primeras etapas de desarrollo.

Además de develar más misterios del planeta enano, Dawn espera comprender mejor cómo se forman los planetas y qué condiciones tenía el sistema solar en sus inicios.

¡Una verdadera máquina del tiempo!

**

Fuentes: 

Nature; PopScience;

 

También te puede interesar: