ChemaTierra
Ilustración de la luna de Saturno Encélado. Crédito: NASA/JPL-Caltech

Los descubrimientos más importantes de Cassini

15-09-2017

Rindiéndole homenaje a nuestra sonda favorita.


Por: Alejandra Almed

“Cassini ha transformado nuestra manera de pensar de muchas maneras, pero especialmente con respecto a lugares sorprendentes del sistema solar donde la vida pudiera abrirse camino”. 

-       Thomas Zurbuchen, científico de la NASA

 

En un principio la misión estaba planeada para durar cuatro años, después se le añadieron dos más y posteriormente la NASA aprobó la extensión de otros siete años. El Solsticio de Cassini, como se le denominó a este nuevo periodo, le permitió a la sonda realizar docenas de sobrevuelos más a las lunas de Saturno y observar los cambios de estación en Titán y en el propio planeta.

A lo largo de sus 13 años estudiando al sistema saturnino, Cassini nos mostró hallazgos que marcaron un hito en la exploración espacial, respondió misterios sobre el gigante gaseoso y nos dio la esperanza de encontrar vida en otros mundos.

En la madrugada del 15 de septiembre, Cassini dijo adiós, pero lo hizo como los grandes. A medida que Cassini se desplomaba a través de la atmósfera del planeta anillado, sus propulsores lucharon para mantener la antena apuntada hacia la Tierra durante el mayor tiempo posible, enviando la mayor cantidad posible de la última dosis de datos científicos.

Hasta el final, Cassini siguió demostrando cuán resistente y duradera era, al sobrevivir casi 40 segundos más de lo esperado por los científicos.

Cassini significó mucho para la exploración espacial moderna, gracias a todos sus descubrimientos cambió la perspectiva acerca de la vida en el universo y marcó un nuevo rumbo hacia las futuras misiones. Por esto y más ChemaTierra le hace un homenaje recordando los descubrimientos más memorables de la sonda.


1. El misterio de la luna Ying Yang

iapetus_cassini.jpg
NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

 

Jápeto o Iapetus es una de las lunas de Saturno que desde los años 1600 ha desconcertado a los astrónomos, pues el satélite parecía desaparecer y aparecer continuamente. Eventualmente se dieron cuenta que en realidad este misterio se debía a que un lado de la luna era de color oscuro mientras que el otro era blanco como la nieve.

Cassini sobrevoló Iapetus en el 2004, a una distancia de 1,604 km, y ayudó a revelar el porqué de la distinción de colores. Resulta que la luna bicolor se encuentra bloqueada por Saturno, lo que hace que en su órbita sólo una cara mire al planeta y la otra mire al frente.

El gigante de gas continuamente desprende partículas provenientes de sus anillos o de otras lunas, las cuales llegan a impactar directamente con el lado de la luna que mira hacia el planeta, haciéndola de color oscuro. Este lado, de igual forma se calienta más rápido por lo que el hielo se queda concentrado en la otra cara y le ayuda a conservar su blancura.

2. Nuevas lunas

Methone_7201.jpg NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

 

Saturno tiene más de 50 lunas orbitándolo y algunas otras que aún no se confirman. Cassini ayudó a descubrir varios de estos satélites naturales, como Dafne, que se abre camino entre los anillos del planeta; o Anthe, Methone y Pallane, tres diminutas lunas que son perturbadas por Mimas pues orbitan entre ésta y la otra gran luna Encélado.

Así mismo, la sonda espacial nos mostró espectaculares vistas de varias de las lunas de Saturno y nos mostró sus superficies y tamaños.

3. El huracán extraterrestre del polo norte de Saturno

Cassini: el salón de la fama
NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

 

Cassini reveló que ambos polos del gigante gaseoso albergan huracanes gigantescos.

Desde el principio de la misión, Cassini capturó una forma hexagonal en movimiento en el polo norte del gigante gaseoso, pero debido a que era invierno no se pudo observar con claridad el centro de aquella rara actividad.

No fue hasta el 2012 cuando la primavera llegó al polo norte, que la sonda pudo ver que se trataba de una especie de ojo de huracán con vientos dos veces más fuertes que un huracán terrestre categoría 5.

La impactante fotografía fue retocada con filtros especiales para poder observar el color natural de este gigantesco huracán, tal cual lo estuviéramos viendo si nos encontráramos sobrevolando Saturno. Sin embargo sigue siendo un misterio la fuerza que crea esta tormenta pues al parecer está atrapada en el polo y evidentemente no existe un océano debajo.

4. La luna Titán es realmente parecida a nuestro planeta Tierra

Cassini: el salón de la fama
NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute 

 

La sonda Huygens reveló que este mundo alberga ríos, lagos y océanos líquidos. Esta luna es el único mundo extraterrestre, que se ha encontrado hasta la fecha, que contiene cuerpos líquidos en su interior. Esta luna mantiene un ciclo hidrológico parecido al del ciclo del agua, con lluvias, precipitación y condensación, sólo que en vez de agua lo hace con metano líquido.  

Antes de que la sonda Huygens aterrizara con éxito sobre la superficie de Titán, este mundo era una bola de neblina con una espesa atmósfera. Al igual que la Tierra, esta luna contienen una densa atmósfera dominada por nitrógeno, solo que en el caso de Titán más del 90% y un mínimo de oxígeno. El resto de su atmosfera es principalmente metano pero debido a las frígidas temperaturas en esta parte del sistema solar, el metano se puede encontrar en la superficie de forma líquida.

Ambas características le otorgan a Titán el reconocimiento como el mundo dentro del sistema solar que más parecido tiene con la Tierra, y uno de los mejores lugares para encontrar formas de vida extrañas, pues en vez de agua, cualquier forma de vida pudo haberse desarrollado aquí basándose en el metano.

5. Encelado, tiene casi todos los elementos para albergar vida

encelado1.jpegNASA

 

Antes de Cassini, los científicos pensaban a este mundo como una bola de hielo. Sin embargo, a medida de que la sonda se acercó pudo percibir algo realmente sorprendente. Géiseres de hielo y vapor que salen disparados del lado sur del satélite. Estos géiseres también resultaron ser los responsables del anillo F del planeta.

Estos disparos de cristales de agua, por supuesto, insinuaron un océano subterráneo debajo de la corteza helada de la luna. Cassini, demostrando su valentía, se pudo acercar a estos respiraderos para tomar muestras del vapor de agua. Y lo que la sonda recolectó fue aún más increíble, pues se detectaron muestras de hidrógeno en medio del vapor.

Este descubrimiento da pie a que el gas provenga de respiraderos hidrotermales activos en el fondo del océano de Encélado. En la Tierra podemos encontrar organismos que se alimentan de hidrógeno cuando lo combinan con dióxido de carbono.

Esta mezcla de ingredientes vitales que se hallaron en la luna saturnina nos dan una oportunidad muy viable para poder encontrar vida fuera de nuestro planeta, tal cual la conocemos. 

6. La vida se abre camino

cassini_enceladus-800x445.jpg
Ilustración del artista de Cassini en Enceladus
NASA / JPL-CalTech

 

La sonda espacial Cassini-Huygens nos demostró que realmente la vida se puede desarrollar dondequiera. Saturno, y por lo tanto sus lunas, no están ubicados dentro de la “zona habitable” de nuestra estrella, región en que las condiciones no son ni demasiado calientes ni demasiado frías para que soporte la existencia de agua líquida.

Sin embargo, hasta ahora Titán y Encélado, junto con la luna de Júpiter, Europa, son tres de los mundos “top” para buscar vida extraterrestre, y curiosamente ninguno de ellos está dentro de la “zona habitable” del sistema solar.

Cassini nos demostró que no existe tal cosa como una “zona habitable”, pues en realidad la vida podría abrirse camino incluso en los fríos rincones del sistema solar, en un “luna congelada” o en una “bola de neblina”.

"Realmente hemos visto un cambio de paradigma, un cambio en nuestro pensamiento acerca de dónde podríamos encontrar vida, en nuestro propio sistema solar o cualquier sistema ", dice Linda Spilker, científica del proyecto de Cassini.  

"Pensar que tal vez dentro de nuestro propio sistema solar podría haber mundos oceánicos, donde la vida podría haber comenzado completamente independientemente de la vida en la Tierra ... ha sido un cambio muy grande en nuestro pensamiento".

Después de 13 años de estudiar a Saturno, sus lunas y sus anillos, la autodestrucción de Cassini marcó el final de una era.

De aquí en adelante el sistema solar se mira con otros ojos; nuestro entendimiento de vida es limitado y va mucho más allá de lo que conocemos; nuestro planeta Tierra, nuestro pequeño hogar sigue siendo un pequeño punto azul, solo e insignificante en medio del vasto y asombroso universo.

También te puede interesar: