ChemaTierra
Sistema solar. NASA/JPL

¿Por qué se llaman así los planetas?

20-02-2018

Dioses y diosas de la mitología griega y romana dieron origen al nombre de nuestros vecinos cósmicos...

todo tiene una explicación.



Por: Antonio Medina

Hoy en día los nombres de los planetas son designados por la Unión Astronómica Internacional, pero esto no siempre fue así. Cuando éramos pequeños tuvimos que memorizar los nombres de los entonces nueve planetas que conformaban el sistema solar: Mercurio, Venus, Tierra, Marte Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón.

Pero alguna vez te preguntaste ¿por qué se llaman así? Aquí te contamos las razones de por qué los planetas de nuestro sistema solar recibieron nombres de dioses de las mitologías griega y romana.

El planeta más cercano al Sol fue bautizado como Mercurio, que era el mensajero de los dioses y dios del comercio en la mitología griega. Los zapatos alados que poseía Mercurio le permitían ir de un lado a otro a gran velocidad y dado que este planeta es el más rápido del sistema solar, se decidió que éste fuera su nombre.

Venus es el único planeta nombrado tras una deidad femenina. Es un homenaje a la estética y a la belleza, y es que el gemelo malvado de la Tierra, se nombró en honor a la diosa de la belleza romana. Debido a la capa de gases que envuelve su atmósfera, es el planeta que más luz solar refleja, lo que para muchos lo hace el planeta más hermoso del firmamento y razón suficiente para nombrarlo con el nombre latino de la diosa Afrodita.

La Tierra no tiene nombre de una deidad mitológica tal cual, pero hace referencia a Terra Mater o Tellus Mater que era la “Madre Tierra” para los romanos. Para los griegos, era Gea, la diosa primigenia que dio vida a los titanes y la madre que conoce todos los secretos de la naturaleza. No había otra forma de nombrar a nuestro planeta más que como la representante de toda la vida que existe en el planeta.

Desde entonces el nombre ha ido variando con el transcurso del tiempo entre los diversos idiomas.

Nuestro vecino rojo fue nombrado por el dios romano de la guerra, Marte. A esta deidad siempre se le relacionó con el sexo masculino y con el color rojo debido a la sangre derramada en las batallas.

El planeta más grande de nuestro sistema solar recibió el nombre del mayor dios de la mitología romana, Júpiter. Este dios es considerado el padre tanto de los hombres como de los mismos dioses y es el equivalente a Zeus en la mitología griega.

Saturno es el dios de la agricultura y la cosecha, y para muchos se entremezcló con el titán Cronos. Su aspecto representado por un anciano fue la razón por la cual se nombró así al sexto planeta. Los anillos de Saturno, al parecer de los romanos, le dan un aspecto de viejo al planeta y por eso lo relacionaron con este dios.

Llegamos a Urano, quien en la mitología griega es un titán primordial que personifica al firmamento y era pareja de Gea, la “Madre Tierra”. El color azul claro que tiene el séptimo planeta de nuestro sistema solar hizo que fuera relacionado con el cielo de la Tierra y de este manera recibió el nombre del dios que lo representa.

Neptuno también recibió su nombre basado en su color, y es que su tono azul marino lo asemeja a los cuerpos de agua que existen en la Tierra y es por eso que se le dio el nombre de la deidad romana que gobierna todos los mares y océanos y que siempre es representado con su tridente, objeto que también simboliza al octavo planeta.

Y aunque desde hace algunos años ya no sea un planeta, sino un planeta enano, Plutón tiene un lugar especial en nuestros corazones y es por esta razón que también lo mencionamos en esta nota. Su nombre también hace alegoría a un dios de la mitología romana, el cual regía el inframundo. Lo curioso es que extraoficialmente, Plutón fue nombrado de esta manera por sugerencia de una niña de 11 años de nombre Venetia Phair.

También te puede interesar: