ChemaTierra
Fenómeno conocido como STEVE sobre el Parque Provincial de Cove de Porteau en Brithis Columbia, Canadá, en mayo de 2016. Fotografía: Vanexus

Steve, la misteriosa aurora descubierta por aficionados

20-03-2018

Una nueva aurora morada se une al espectáculo.

Por: Luis Moctezuma

El cielo siempre tiene un espectáculo listo para quienes tienen la paciencia de observarlo. Desde hace algunos años en las redes sociales se empezó a comentar la presencia de algo parecido a una aurora boreal de un color distinto a los habituales. Además, no aparecía en el lugar en donde ellas suelen encontrarse. 

Luces en los polos, un efecto solar

Que el sol es una fuente de energía enorme es algo que todos sabemos. La forma en que administra su energía es un tema un poco más oscuro. Con frecuencia lanza grandes cantidades de partículas cargadas que interactúan con nuestra atmósfera y es ahí donde nacen las auroras boreales, también Steve, el fenómeno recientemente documentado por la revista Science Advances.

Antes de llegar a la Tierra estas partículas que aparecen como consecuencia de emisiones de energía muy fuertes se encuentran con otros planetas. Tanto Mercurio como Venus reciben la energía solar y se impactan con ella. Pero con nuestro planeta pasa algo diferente. El campo magnético de la Tierra recibe electrones cargados eléctricamente que reaccionan con el oxígeno y el nitrógeno de la atmósfera y provocan un efecto visual que se nota en los extremos de nuestro planeta. 

Tanto las auroras boreales (del norte), como las australes (del sur), provienen del mismo fenómeno. Aparecen a una altura promedio de entre 80 y 150 km de altura y producen luces de color verde, azul y rojo. Las auroras boreales son un efecto famoso por su gran belleza y documentado en fotografías que son fáciles de encontrar en Internet. Gracias a la tecnología es cada vez más fácil captar estas imágenes, 

De apodo a un acrónimo científico: Steve

Steve es un acrónimo, más bien, un retroacrónimo, pues surgió como un apodo juguetón entre los científicos ciudadanos en las redes sociales que se inspiraron en la película Over the Hedge (vecinos invasores), en la cual los personajes utilizan ese nombre para referirse a algo que nunca habían visto. 

Pero ahora ese fenómeno ya tiene un nombre oficial: Strong Thermal Emission Velocity Enhancement: STEVE, que en español sería algo así como: Fuerte Aumento de Velocidad de Emisión Térmica es el nombre del fenómeno. Se trata de algo parecido a las auroras boreales pero con sus particularidades.

Este fenómeno es realidad una franja de gas ionizado que se mueve a través del aire a aproximadamente 6.4 km por segundo, con temperaturas tan altas como 6,000ºC  grados Celsius, tan caliente como el núcleo de la Tierra. Tiene aproximadamente 25 km de ancho y miles de km de largo.

Steve es más difícil de registrar. Eric Donovan, de la Universidad de Calgary en Canadá, mencionó el año pasado en una conferencia donde se presentaron resultados preliminares que la tecnología actual permite capturar imágenes de Steve, lo que habría sido imposible hace 20 años cuando comenzaron a estudiarse las auroras boreales.

Aunque el proyecto de ciencia ciudadana Aurorasaurus de la NASA ya tenía registros de este fenómeno desde 2015 apenas el 14 de marzo de este año apareció un documento oficial que habla sobre él. La sensibilidad de las cámaras no era suficiente para registrarlo al principio, según Elizabeth MacDonald de la NASA, quien participó en la investigación. Para el estudio de Steve se utilizó información del satélite europeo Swarm-A.

¿Dónde encontrar a Steve?

Según los datos de el Swarm-A la temperatura de Steve es de 6000°C. Su color es morado y a diferencia de las auroras se puede ver en latitudes bajas y no sólo en regiones cercanas a los polos. Para estudiarlo se registraron datos a 200 km de altura. Aunque tiene características muy particulares, Steve es muy parecido a las auroras boreales.

El mejor momento para observarlo es primavera y otoño. Estamos comenzando la temporada en que es visible nuevamente. Habrá que seguir los reportes ciudadanos sobre este fenómeno para conocerlo mejor. Seguramente ahora que ya fue reconocido por científicos profesionales habrá una gran expectación sobre Steve. Los países en donde se tienen reportes de su aparición son Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Nueva Zelanda, quizá este año aparezcan más.

También te puede interesar: