loading

Inicio > Universo > Los mejores acontecimientos astronómicos de 2016

Los mejores acontecimientos astronómicos de 2016

POR: Alejandra Almed

28 mayo, 2019

En los primeros días de enero pudimos disfrutar de la lluvia de meteoros de las Cuadrántidas una de las de mayor actividad en todo el año. Con 120 meteoros por hora en promedio durante su máximo, fue una de las más impresionantes y vistosas, pues la lentitud con la que viajan estos cuerpos, permiten la perfecta visibilidad de esta lluvia.

También en el mes de enero, pero durante sus últimos días, pudimos contemplar un fenómeno que se da muy pocas veces. Durante los amaneceres se dio la rara coincidencia de encontrar a Mercurio, Venus, Saturno, Marte y Júpiter alineados y  pudiéndolos apreciar a simple vista; un suceso que a encantó a todos los aficionados a la astronomía.

El día 8 de marzo se pudo apreciar un eclipse total de sol en el sudeste de Asia. Durante casi cuatro minutos, los habitantes asiáticos pudieron vivir el fenómeno en el cual la Luna ocultó de manera completa al Sol, dando como resultado algunos minutos de penumbra en pleno día. Quince días después del eclipse total solar, también hubo un eclipse penumbral lunar.

El 22 de abril las Líridas hicieron su aparición en el firmamento y aunque la luna llena dificultó su apreciación, los restos del cometa Thatcher pudieron observarse mientras entraban en la atmósfera, pues dejaron una estela persistente que duró varios segundos.

El máximo de la lluvia de estrellas Acuáridas tuvo lugar el 5 de mayo, con unas condiciones de Luna muy buenas para poder disfrutar de este espectáculo natural. Los restos del cometa 1P/Halley se pudieron apreciar a su entrada en la atmósfera terrestre. El día 9 del mismo mes, tuvo lugar el transito de Mercurio, donde se pudo apreciar el paso de Mercurio por delante del sol.

El día 4 de julio la Tierra pasó por su afelio, su punto más alejado del Sol, teniendo también su velocidad de traslación más lenta de todo el año. Nuestro planeta se encontró a 152,103,771 kilómetros del astro, distancia suficiente para colocar 109 veces a el Sol entre él y la Tierra.

La noche del 12 al 13 de agosto se vistió de gala para recibir la lluvia de meteoritos más famosa. Procedentes del cometa 109P/Swift Tuttle, las Perseídas o las “Lágrimas de San Lorenzo”, como también son conocidas, pudieron ser observadas en el hemisferio norte del planeta. Las condiciones de la Luna fueron muy buenas para permitir disfrutar este fenómeno.

Las Dracónidas procedentes del cometa 21P/Giacobini-Zinner llegó a su máximo el día 8 de octubre, y aunque no fue de las lluvias de meteoritos más espectaculares del 2016, se pudo apreciar de muy buena manera debido a que la Luna se encontraba cerca de su cuarto creciente.

El 16 de octubre tuvimos la primera superluna del año. Esto ocurre cuando el satélite se encuentra en su perigeo -su punto más cercano a la Tierra- y cuando está se encuentra en su fase llena. Esto permite apreciarla un 14% más grande y hasta un 30% más brillante.

El cierre de año tuvo dos fenómenos que se empalmaron, el día 13 de diciembre se vivió la tercera y última superluna del año, mientras que el día 14 tuvo lugar la lluvia de meteoros de las Gemínidas, aunque lamentablemente por el extremo brillo de la luna, ésta precipitación de estrellas fugases no pudo apreciarse de buena manera en la bóveda celeste.

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos