La capa de ozono podría recuperarse completamente en el 2060

07-11-2018

¡Sí se puede!

Por: Luis Moctezuma


Esta semana se reúnen los países participantes en el Protocolo de Montreal y su objetivo principal es la capa de ozono. El punto de reunión es Quito, en Ecuador, la misma ciudad que en días previos hospedó la “Reunión Anual Conjunta de las Redes de Funcionarios de Ozono América Latina y el Caribe”, en donde se analizaron las acciones que han tomado 28 naciones de la región para colaborar con la protección de la capa de ozono.

Entre los resultados que marcaron el inicio de esta reunión está el análisis de las acciones tomadas como consecuencia de este protocolo. Desde finales de la década de los 80 del siglo pasado entró en acción y para 2018 expone resultados alentadores. Su negociación original comenzó en 1981 y se concretó en 1987 y para el primero de enero de 1989 ya estaba en funciones. Apenas en 2017 se hizo la última enmienda en Kigali, Ruanda y entra en vigor el primero de enero de 2019.

¿Cómo ha reaccionado la capa de ozono ante las medidas del Protocolo de Montreal?

El porcentaje de recuperación de la capa de ozono es pequeño pero significativo. El estudio presentado para el inicio de la reunión menciona que cada década se repone entre 1% y 3% de la capa de ozono. El estudio realizado por el Panel de Evaluación Científica la fecha para que esta recuperación sea total es 2060.

La recuperación que se proyecta no será uniforme, sino que se dará en etapas. La última región del mundo en quedar protegida nuevamente serán los polos, si los pronósticos son acertados esto ocurrirá en 2060. El hemisferio norte estará recuperado para la década de 2030 y el sur para 2050. La intención de este informe es que los miembros del Protocolo de Montreal conozcan los resultados.

Con las medidas establecidas en la última enmienda se espera reducir entre 0.2 y 0.4 grados el aumento de la temperatura para finales del siglo. Para conseguir este objetivo es imprescindible seguir rigurosamente las acciones establecidas en el protocolo. Al inaugurar la reunión la Secretaria de Ozono de la ONU: Tina Birmpili, invitó a seguir investigando al respecto. Esto con el fin de conocer con mayor claridad el estado de la capa de ozono y evitar que las emisiones contaminantes sigan aumentando, lo que provocaría una ralentización en la reconquista de la capa de ozono.

Para los participantes a la reunión, los enemigos por atacar son los Hidrofluorocarbonos (HFC). La enmienda de Kigali, que entra en vigor en unas semanas, tiene como objetivo reducir en 80% la producción y consumo de estas sustancias. Los HFC se usan en máquinas de aire acondicionado y refrigeradores. No será una tarea fácil pero este 80% está proyectado para desaparecer en un periodo de 30 años.

Uno de los grandes problemas para la recuperación de la capa de ozono es la duración de los gases contaminantes en la atmósfera. David Fahey, copresidente del comité de expertos mencionó que aún no se tiene certeza sobre la permanencia de los gases nocivos en la atmósfera. El científico menciona que es necesario esperar para confirmar que realmente las sustancias nocivas ya se han retirado.

Queda una semana ardua de trabajo para los representantes internacionales. La reunión concluye el viernes y en ella se discutirá el camino a seguir para las 197 naciones que participan en el Protocolo de Montreal. En un principio este protocolo se enfocó en el combate a los Clorofluorocarbonos. Ahora hay un enemigo nuevo por combatir a partir de 2019. México forma parte de este acuerdo internacional y los ciudadanos tendremos que poner de nuestra parte para que en algunas décadas la capa de ozono quede reparada.

También te puede interesar: