ChemaTierra

Cambio climático: la mayor amenaza para la salud en el siglo XXI

28-01-2019

La enfermedad del nuevo siglo

 

           El planeta Tierra ha experimentado diferentes cambios a lo largo de su historia geológica: glaciaciones, extinciones masivas, transformación de continentes, periodos de vulcanismo, etc… Estos cambios son consecuencia de distintos factores, como lo es los cambios de climas que experimenta el planeta.

El clima del planeta no siempre ha sido el mismo. Este depende, por ejemplo, de las variaciones del eje terrestre, la actividad volcánica de ese momento e inclusive puede cambiar por el impacto de algún meteorito.   

Actualmente, el clima está presenciando un alarmante aumento de CO2, lo que está cambiando la vida y la Tierra tal cual la conocemos. Muchos de nosotros, hemos visto y hasta contemplado los efectos del cambio climático.

El debate que existe sobre el cambio climático, en pocas palabras, es si el hombre ha influido en el aumento del CO2 o simplemente es un cambio natural del planeta, ya sea por su cambio de rotación o por un ciclo natural de la Tierra. No obstante, sea cual sea la razón, el cambio climático es un hecho que no podemos ignorar.

Aunque el cambio climático sea consecuencia de un proceso natural de la Tierra, eso no justifica el mal cuidado que el ser humano ha tenido hacia el planeta.

La pérdida de vegetación, la deforestación, el aumento de dióxido de carbono, la quema descontrolada de bosques, la contaminación, la falta de agua, y la mala consciencia del humano hacia la prevención del medio ambiente continúa afectando el clima. 

Cambio climático: una amenaza para la salud

          Según  investigaciones recientes, el cambio climático representa la mayor amenaza para la salud del siglo XXI, ya que a medida que la temperatura aumente, también lo harán las enfermedades y los trastornos relacionados con el calor. Del mismo modo, los altos niveles de dióxido de carbono podrían empeorar la calidad del aire en muchas regiones del mundo.

Otra manera en que el cambio climático está afectando la forma en que vivimos y que es totalmente perjudicial para los seres vivos es en la demanda mundial de alimentos, pues los altos niveles de CO2 provoca que los rendimientos de los cultivos disminuyan lo que ocasiona escasez, shocks de precios y malestar social.

Otra cosa que ya estamos viviendo es una migración masiva global debido a que varias ciudades y pueblos se están perdiendo a causa de los efectos del cambio de temperatura. Esto podría desencadenar conflictos e inestabilidad sociopolítica.

Así mismo, estos cambios se han vuelto más exponenciales en fenómenos naturales como huracanes, inundaciones, sequías, olas de calor e incendios forestales, que en las ultimas décadas han aumentado tanto en intensidad como en duración y que representan una seria amenaza para la vida en la Tierra. Los fenómenos meteorológicos extremos también están asociados con problemas de salud mental, como estrés, depresión, alcoholismo, drogadicción y suicidio. Y no se diga la situación de pobreza de cientos de millones de personas al enfrentarse a estos fenómenos , lo cual está limitando la prevalencia de enfermedades tales como el dengue o la malaria.

En resumidas cuentas, el cambio en la temperatura del clima está desencadenando una serie de problemas masivos que pueden llegar a poner en duda la habitabilidad del planeta. 

Los científicos afirman que las medidas necesarias para salvarnos de este futuro poco alentador no solo deben caer sobre el gobierno, si no que todo individuo tiene que tomar medidas en su vida diaria.

No es imposible frenar el cambio climático pero representa una gran voluntad mundial para lograrlo.

También te puede interesar: