ChemaTierra

Descubren 3 especies submarinas en la fosa de Atacama

15-09-2018

A 8 mil metros de profundidad

Por: Luis Moctezuma


El nombre de Atacama se asocia inmediatamente a condiciones extremas. No es para menos, el desierto más árido del mundo es una referencia difícil de olvidar. Sin embargo, en los bordes entre este desierto y el océano Pacífico hay un territorio del que sabemos muy poco y ahora se conocen 3 nuevas especies de peces que viven en sus profundidades.

La Fosa de Atacama, también conocida como Fosa de Perú-Chile, se encuentra en el cruce de dos placas tectónicas. Tanto la placa de Nazca como la Sudamericana pasan por ahí y la profundidad que se alcanza en esta fosa oceánica es de 8 kilómetros. Es ahí en donde se encontraron 3 nuevas especies de peces que a pesar de lo inhóspito de su entorno han demostrado ser difíciles de observar debido a su fragilidad.

3 peces caracol semitrasparentes

Se trata de 3 especies de pez caracol. Estas especies se conocen en lugares como las islas Marianas, al otro lado del Pacífico, cerca de Indonesia y Filipinas. Por ahora está en proceso de estudio y sólo hay tres nombres para diferenciarlos: rosa, azul y morado, esto a pesar de tratarse de seres casi transparentes. El análisis de estas 3 nuevas especies no será fácil.

Llevarlos a la superficie es complicado. Su textura es gelatinosa y les permite desplazarse en las profundidades pero al acercarse a la superficie esto se vuelve un problema. A 8 kilómetros de profundidad esa consistencia es una ventaja pero sin la gran presión a la que están acostumbrados ni el frío, sus cuerpos no tardan en derretirse.

Su cuerpo cuenta únicamente con dos huesos. Estos se encuentran en su oído interno y sus dientes. Su cuerpo gelatinoso que en la superficie representa una gran debilidad es una muestra se alto nivel de adaptabilidad a su medio. A la gran presión en que se desplazan esto es una ventaja que cualquier ser vivo lleno de huesos comprobaría inmediatamente; con un cuerpo más rígido el desplazamiento aquí sería muy complicado.

¿Cómo llegaron ahí? Es una pregunta que aún no tiene respuesta. Lo que sí es fácil de reconocer es que fue una buena elección. A esta profundidad la competencia con otros peces es mínima. Además el fondo oceánico de esta fosa cuenta con una gran cantidad de presas invertebradas.

El descubrimiento de los peces

El equipo de investigación está compuesto por 40 científicos de 17 países diferentes. La noticia fue dada a conocer en la Challenger Conference 2018, en la Universidad de Newcastle, en Reino Unido. El descubrimiento forma parte de una exploración mucho más amplia que tenía el objetivo de conocer la fosa de Atacama.

Para el estudio de las nuevas especies se tiene 1 ejemplar. Las condiciones en que se conserva son especiales para que su cuerpo logre mantenerse estable. El análisis para su posterior descripción estará a cargo del Museo de Historia Natural de Londres y científicos estadounidenses.

La exploración de las profundidades de la Fosa de Atacama han sido un reto de exploración científica. En el mismo océano pacífico existen profundidades mayores en la unión de placas tectónicas, llegan incluso a los 11 kilómetros de profundidad. Para que las los dispositivos de exploración llegaran al fondo se requerían cuatro horas.

El fondo oceánico es una región de nuestra planeta sobre la que aún desconocemos mucho. Fuera de alojar a monstruos enormes y de colores exóticos como los que solemos imaginar, es posible encontrar seres que han adaptado sus cuerpos a grandes presiones y temperaturas muy bajas. Ahora los expertos estudian al único ejemplar que logró capturarse, los registros de el equipo de exploración reconoce a 3 especies diferentes, así que aún queda mucho por conocer a estos nuevos y gelatinosos peces.


También te puede interesar: