ChemaTierra
ANNA PREIS/TAÏ CHIMPANZEE PROJECT

La cultura de los chimpancés está desapareciendo gracias a los humanos

09-03-2019

No solo es luchar para conservar la diversidad genética, es importante también atender la diversidad cultural.

Por: Luis Moctezuma

 

Los seres humanos influimos de diversas formas en nuestro entorno. Un nuevo estudio publicado en la revista Science indica que el contacto con nuestra especie está terminando con diversos comportamientos de los chimpancés. Mientras más cerca está una población de nuestra especie, son menos sus prácticas culturales características.

La cultura en una cáscara de nuez

Entre los animales sociales existen diferentes prácticas que se transmitirán de generación en generación. Tomemos como ejemplo una sencilla: romper una nuez. Diferentes poblaciones de chimpancés en África suelen alimentarse con ellas. La habilidad para romper una y después comer el contenido debería ser sencilla para estos primates, pero se está perdiendo.

La presencia humana limita a los chimpancés que podrían comer una nuez. En primer lugar, la cantidad de árboles será menor. Además, con humanos cerca, la cantidad de chimpancés también se verá reducida, muchos de ellos con mayor experiencia y que podrían transmitir sus conocimientos a las generaciones jóvenes. Aún si un individuo de una población cercana a humanos se encuentra con una nuez no sólo es probable que no sepa romperla, posiblemente no entendería para qué sirve.

Adaptaciones al medio ambiente como usar herramientas para romper una nuez son cruciales para la supervivencia. “Muchos de los esfuerzos de conservación se enfocan en la diversidad de especies y diversidad genética, pero tenemos que mirar también por la diversidad cultural”, menciona Hjalmar Kühl, primatólogo del instituto Max Plank de Antropología Evolucionaria en Leipzing, Alemania, quien ayudó al estudio.

Hace un par de décadas el primatólogo Karel Van Schaik, ahora profesor emérito de la Universidad de Zurich en Suiza, ya hablaba del impacto humano en el comportamiento de grandes simios. Para este científico, la falta de un recurso clave acabaría con tradiciones de la población. Así, a menos árboles de nuez, la experiencia en el grupo sería menor y su probabilidad de sobrevivir se reduce.

Gracias al esfuerzo de más de 70 investigadores se tienen datos que confirman esta hipótesis. Después de catalogar a 144 comunidades de chimpancés se tiene un panorama más claro. La probabilidad de conservar un comportamiento dado es 88% menor en poblaciones cercanas a seres humanos. Mientras los grupos alejados de nuestra especie muestran entre 15 y 20 comportamientos socializados, en los grupos con influencia humana son apenas 2 o 3.

Para las especies sociales es importante pensar también en la dimensión cultural. No se trata únicamente de chimpancés, en este grupo también se encuentran otros grandes simios, delfines, ballenas, elefantes y aves migratorias. “Necesitamos poner atención al conocimiento social y cultural que usan estas especies para sobrevivir”, anota Ammie Kalan, primatóloga del Instituto Max Plank que colaboró en el estudio de las poblaciones de chimpancés.

La advertencia sobre la fragilidad de algunas poblaciones viene desde mucho antes. Para Van Schaik, el pionero de esta propuesta de conservación cultural: “en las especies culturales, el vórtice de extinción puede arremolinarse más rápido”. No se trata de una variable aislada, si especies como los chimpancés pierden sus prácticas aprendidas a través de la interacción, su permanencia en el planeta estará en riesgo. Nuestra especie es la causante de estas alteraciones y también tendríamos que buscar alternativas para solucionarlo.

 

También te puede interesar: