ChemaTierra
Crédito: Departamento de Tierras y Recursos Naturales de Hawaii

Muere el caracol hawaiano George, el último de su especie.

17-01-2019

La primera especie extinta del 2019

Por Alejandra Almed

 

        Fue bautizado George en honor al Solitario George, una tortuga de la Isla Galapagos, cuya muerte en el 2012 también dio fin a su especie. El caracol hawaiano conocido por todos como George nació en el 2004 y tras 14 años de vida, el primero de enero se llevó millones de años de evolución a la tumba.

La especie, científicamente llamada Achatinella apexfulva, lamentablemente se suma a la lista de cientos de especies de caracoles que se han extinto en las islas hawaianas. 

Aunque era referido como masculino, George era hermafrodita y pasó su vida en un centro de cría de la Universidad de Hawái. La División de Silvicultura y Vida Silvestre de Hawái dijo que esta especie necesita de un compañero para reproducirse.

En 1997, científicos y biólogos recolectaron los últimos 10 individuos por un intento desesperado de salvar la especie de la desaparición. A pesar de los 20 caracoles nacidos y contemporáneos al recientemente fallecido, los especímenes fueron muriendo poco a poco, dejando únicamente al solitario George. "Contra todo pronóstico, él todavía persistió", dijo Gavid Sischo, el actual director del programa de invertebrados de Hawái. “Un caracol tímido” continuó, pues salió de su concha solamente al cumplir los 10 años. La perdida de George aunque no fue inesperada realmente  se lamentó en toda la isla y fue una noticia muy significativa para todos los locales.

Los caracoles en Hawái

          Los caracoles fueron muy numerosos en el archipiélago, sin embargo gracias a las especies invasoras que han derivado  del desmesurado crecimiento de la población estos pequeños invertebrados se han ido terminado rápidamente. Las ratas, por ejemplo, se han tragado a los caracoles más grandes. Así mismo los camaleones que han llegado como mascotas no deja mucha esperanza a estos moluscos.

El profesor Michael Hadfield de la Universidad de Hawai explicó para un articulo de CNN que “el número de especies en Hawái se aproximaba a 800 en 11 familias diferentes...tres cuartas partes de esas especies ahora están extintas”. También explicó que los caracoles de árboles al evolucionar sin depredadores en realidad nunca pudieron desarrollar mecanismos de defensa.

Otro caso fue la especie de caracol Achatinella lila que se extinguió en abril pasado y cuya población pasó de 300 individuos hace tres años, a una sola en abril. La tasa de extinción de estos animales es realmente alta, explican los científicos. Algunos científicos estiman que en el planeta se extinguen una docena de especies al día, no obstante no son punto focal de los medios.

¿Otro George en el futuro?

          Los caracoles comen el biofilm de las hojas lo que ayuda a mantener los árboles saludables. Así mismo disminuyen la abundancia de hongos en la superficie de la hoja e incrementan la comunidad fungí.

En 2017, biólogos científicos tomaron una pequeña muestra del tejido de George para congelarlo. Tal vez ahorita no se pueda clonar a un caracol, sin embargo, los bancos genéticos están creciendo en todo el mundo, explicó el profesor con la esperanza de que algún día se pueda volver a la vida a George.

También te puede interesar: