loading

Inicio > Universo > No te pierdas la conjunción de los dos planetas más brillantes, Venus y Júpiter

No te pierdas la conjunción de los dos planetas más brillantes, Venus y Júpiter

POR: Alejandra Almed

28 mayo, 2019

En lo que va del 2016, Júpiter ha sido el planeta dominante en el cielo, brillando como una gran gema durante buena parte de las noches. Pero en los últimos dos meses, ha ido bajando en el cielo del oeste, y ahora puede vislumbrarse sólo por un corto periodo de tiempo tras la puesta del sol. Muy pronto, Júpiter desaparecerá en el resplandor del sol, a medida que sucede la transición entre la noche y la mañana.

En contraste, Venus ha sido difícil -si no es que imposible- de ver este año; ya que ha estado situado muy cerca del sol. Comenzó a colocarse fuera del resplandor del sol a mediados de julio y durante el mes de agosto ha ido mostrándose cada vez más.  

Este 27 de agosto, cuando los dos planetas se acerquen, será algo como el paso de la antorcha. Júpiter abandonará el título de “estrella de la tarde” y se lo cederá a Venus. A finales de este año, Venus será un objeto deslumbrante en el cielo nocturno del oeste-suroeste.

¿Dónde, cuándo y cómo verlos?

Venus-Jupiter-Aug27_2016.jpg

Antes del 27, ubica un lugar que pueda proporcionarte una visión clara sin las luces de la ciudad. 30 minutos después de la puesta del sol, los dos planetas se ubicarán 5 grados por encima del horizonte occidental. Venus, brillará justo por encima de Júpiter. 

La próxima oportunidad que tendrás para ver este fenómeno no será sino hasta el 22 de noviembre del 2065.

¿Es una conjunción?

La mayoría de los calendarios y almanaques astronómicos se refieren a este emparejamiento como una conjunción. En sentido estricto, una conjunción se produce cuando dos objetos astronómicos tienen la misma longitud celeste vista desde la Tierra.

Una conjunción entre Venus y Júpiter, de por sí, no es un evento raro; en promedio, se produce alrededor de ocho a 12 veces por década. Por lo general, en tales casos, la distancia angular más pequeña entre estos dos planetas es de aproximadamente un grado o dos.

Pero la ocurrencia del próximo 27 sí es un caso especial, que, de acuerdo al sitio space.com se ajusta mejor a la definición de un “appulse”. Un appulse es un término astronómico que se refiere a la proximidad de dos objetos celestes. Está relacionado con una conjunción, pero las definiciones difieren en detalle. Mientras que una conjunción ocurre en el instante en que los dos cuerpos tienen la misma ascensión recta o la misma longitud eclíptica, un appulse se produce cuando la separación entre dos cuerpos es mínima. En general, el tiempo exacto de un appulse será diferente al de una conjunción.

 **

Fuente:

Space.com

 

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos