loading

Inicio > Universo > Realidad vs. Ficción: ¿Qué tan científicamente acertadas son las películas de Star Wars?

Realidad vs. Ficción: ¿Qué tan científicamente acertadas son las películas de Star Wars?

POR: Alejandra Almed

28 mayo, 2019

Después de 1969, cuando el hombre llegó a la Luna por primera vez, la ambición espacial despegó para siempre. Todos los niños de aquella época deseaban ser astronautas como su héroe Neil Armstrong y llegar a explorar los secretos de los cielos. Diez años después, un nuevo héroe implantó en la mente de todos un nuevo mundo por descubrir.

Generación tras generación nos hemos asombrado del universo de George Lucas; La Guerra de las Galaxias nos puso a pensar lo inimaginable y a preguntarnos por lo que existe allá afuera. Hoy en día nuevos héroes nos han alejado de la ciencia ficción para enfrentarnos con los verdaderos secretos del universo, descubrimientos que llegan a ser más sorprendentes que los de la pantalla grande, la realidad que muchas veces supera la ficción.

TormentaDeGas.png

Tormenta de gas captada por el telescopio Hubble. NASA

 

¿Qué tan acertadas son las películas de Star Wars con la realidad?

Sin duda George Lucas en las primeras películas no tenia tanta información de la ciencia espacial como la tendría hoy día, no obstante acertó bastante con los descubrimientos posteriores.

Poco a poco las películas se fueron actualizando en innovaciones, tanto en efectos especiales como en nuevos actores (Diego Luna, por supuesto), pero sobre todo en nuevos hallazgos científicos. Pero ¿qué aciertos y desaciertos ha tenido esta saga?

Rogue planet.

Para empezar vámonos hasta el final (muy adhoc con las pelis). Si no has visto la nueva película no te preocupes no voy a spoilearte nada, así que puedes seguir leyendo.  

 

RoguePlanet.png Stormtroopers en la nueva película de Star Wars Rogue One.
Credits: Disney/Lucasfilm Ltd. & TM


Rogue one: Una historia de Star Wars centra la trama en la tropa Rogue One, que se refiere a un planeta Rogue, en español un planeta interestelar, huérfano o solitario. En la ciencia espacial se conoce como planeta interestelar, solitario o huérfano, a un cuerpo celeste cuya masa asemeja la de un planeta pero que no depende de ningún centro gravitacional; es decir, que no orbita ninguna estrella por lo que está vagando libremente en el espacio.

Hace un año aproximadamente los astrónomos encontraron un cuerpo celeste merodeando en las afueras del Sistema Solar. Ningún científico ha revelado todavía el misterio de este planeta, pero recientemente han dado a conocer la hipótesis de que se puede tratar de un planeta que alguna vez fue un planeta huérfano pero que fue atraído por el Sol y ahora orbita en las periferias de nuestro Sistema.

Este “noveno planeta” o “planeta X”, como es considerado, es 10 veces más grande que la Tierra y esta 1000 veces más lejos del Sol, en comparación Plutón esta 40 veces más lejos del Sol. Cómo se mantiene tan lejos y cómo llegó hasta ahí son preguntas que aún son imposibles de contestar. Muchas teorías orbitan alrededor de este nuevo descubrimiento pero algo seguro es que un planeta recóndito anda rodeando en nuestro Sistema Solar, así que esperemos no esté habitado por un imperio oscuro. 

La posibilidad de nuevos mundos

Las películas de Star Wars han introducido cientos de ecosistemas posibles con miles de nuevas especies extraterrestres. Las películas se desenvuelven en mundos de hielo, desérticos, oceánicos, con dos o más soles, con distintas civilizaciones galácticas, etc. El caso es que estos mundos no se quedaron solamente en pura ciencia ficción, sino que hoy muchos de ellos son una realidad e inclusive están más cerca de lo que pensamos.

Planetas con dos soles

LukeSkywalker.png

Luke Skywalker en Tatooine. Tatooine hoy es una realidad con Kepler-16b.
Creditos: Disney/Lucasfilm Ltd. & TM


Todos los amantes de la trilogía de George Lucas quedaron sorprendidos al ver el doble amanecer en el planeta de Luke Skywalker, Tatooine. Pues prepárense porque resulta que existe un planeta en la Vía Láctea que recuerda mucho al hogar de nuestro héroe. Su nombre es Kepler- 16b pero es apodado cariñosamente como Tatooine. Este planeta tiene el tamaño de Saturno y se encuentra a 200 años luz de la constelación Cygnus.

 

La realidad de sus dos soles fue captada en el 2011 y hasta el propio Lucas aceptó el parecido y coincidió con el apodo. Aun así, Kepler-16b es demasiado gaseoso y helado como para poder habitarlo. Sin embargo puede que se trate de una estrella binaria, ya que según los astrónomos la mayoría de las estrellas de esta galaxia tienen esta doble composición. Si así lo fuera y existiera un gemelo que fuera más acogedor podríamos, en un futuro y con la ayuda del turismo espacial, apreciar un doble amanecer, ver las dos sombras que reflejaríamos y los dos arcoíris que se asomarían en caso de lluvia.

Mundos desérticos

Por alguna extraña razón, George Lucas mostró una gran cantidad de planetas desérticos habitables en su universo ficticio, lo cual algunos científicos creen bastante considerable. 

Jakku.png

Jakku un planeta desértico en la película El despertar de la Fuerza.
Creditos: Disney/Lucasfilm Ltd. & TM

 

Shawn Domagal-Goldman es un astrobiólogo que dice que la vida en los planetas desérticos podría ser una realidad. No nos tenemos que ir tan lejos para poder comprobar esto, pues se puede tratar nada más y nada menos que de nuestro vecino el planeta rojo. Él cree que existen otros planetas con condiciones mucho más adecuadas que las que presenta Marte y podrían ser calientes como Tatooine o Jakku o fríos como Jedha de la nueva película.

 Goldman, que aparte es un científico climático, dijo que la falta de agua en estos planetas los podría hacer más aptos ya que el agua es un factor que genera cambios climáticos muy extremos que pueden causar su fin, volviéndolos demasiado calientes como Venus o demasiado fríos como la luna de Júpiter, Europa. 

Planetas de hielo

Otro mundo que predijo Lucas es Horth, el  helado planeta que alberga la base rebelde en el episodio V El Imperio contraataca. En el 2006 se descubrió una super tierra que recibió el nombre oficial de Ogle 2005-BLG-390L, en honor al lente óptico que lo encontró, pero que obviamente su apodo fue Horth por el parecido que presenta con su doble de Hollywood.

Batalla.pngEscena de la batalla en Horth en El Imperio contraataca.
Créditos: Disney/Lucasfilm Ltd. & TM

 

Este planeta, en realidad es demasiado frio para soportar la vida como se conoce, ni siquiera los más rebeldes podrían sobrevivir a tales condiciones. Sin embargo, los científicos creen que la vida se podría desarrollar bajo la superficie de hielo; tal y como se han encontrado en la Tierra dentro de condiciones extremas como dentro de un volcán, en las profundidades marinas o hasta en la congelada Antártida.

Bajo estos parámetros, la NASA está planeando una misión para buscar vida alienígena bajo la corteza helada de Europa y en el océano subterráneo de la luna de Saturno, Enceladus.

Planetas con océanos, como la Tierra

Kamino y Scarif son planetas oceánicos, por así decirlo, en Star Wars. Un planeta con estas condiciones no se ha encontrado todavía, pero los científicos no descartan la posibilidad de encontrar una segunda Tierra. Para los científicos es muy importante estudiar las condiciones climáticas de nuestro planeta, ya que es el único exoplaneta que conocemos con vida. Un exoplaneta es un planeta que orbita una estrella fuera del Sistema Solar.

Batalla2.pngBatalla es Scarif, planta de la base del Imperio, con condiciones similares a la Tierra.
Poster oficial de la película
 

Los científicos creen que un descubrimiento de este tipo puede estar más cerca que nunca. Resulta que han sido capaces de observar el reflejo del gran mar de metano de Titán, la luna más grande de Saturno. Esto quiere decir que el reflejo de los océanos puede ser detectado a grandes distancias, así que si existe alguno por ahí podremos ser capaces de verlo desde muy lejos. Por lo mientras esperemos que este descubrimiento no nos enfrente con Kamino ya que podrían estar entrenando a un ejercito de clones o peor aun (spoiler alert) que no sea Scarif, el planeta tropical de Rogue One, ya que la Estrella de la Muerte podría estar en proceso de construcción.

Curioso resulta ser que todos los planetas oceánicos que conocemos, ya sean reales como la Tierra, o ficticios como los dos antes mencionados de Star Wars, sean planetas de donde proviene el mal, desde un ejercito de clones, la base del Imperio o simplemente civilizaciones humanas… ¡hola!

Planetas verdes

Existen otros dos mundos en el universo ficticio de Lucas muy parecidos al nuestro, la luna de Endor y Takodana, ambos mundos forestales o mundos verdes. Los especialistas aclaran que si este tipo de mundos realmente existieran la vida vegetal no sería verde sino de colores como rojo, negro o incluso de colores como el arcoíris. Esta hipótesis resultó cuando los astrónomos del Observatorio Europeo del Sur descubrieron a Proxima Centauri b, un planeta a tan solo 4 años luz de nosotros que orbita una diminuta estrella roja.

Tokodana.pngTokodana. Mundo forestal con condiciones similares a la Tierra
 

Para el ojo humano la estrella seria de color melocotón y el planeta se vería en una gama purpura que iría de oscuro a claro. Este efecto se daría por que la estrella roja, llamada enana M, tiene un espectro infrarrojo opuesto al que vemos con nuestro sol. También porque un lado del planeta siempre se enfrenta a la luz de su estrella principal, ósea no hay atardecer en esa parte del planeta.  Por lo tanto, si hubiera organismos fotosintéticos siempre obtendrían cantidades de luz especificas y el color de sus plantas experimentarían una gradación de color mientras más se alejan de la luz al lado oscuro.

Proximab.pngImpresión de un artista de Próxima b muestra el color y la luz de un planeta que orbitara una pequeña estrella roja.
Este planeta es el exoplaneta más cercano a la Tierra, se encuentra en la zona habitable
Créditos: ESO / M. Kornmesser

 

Vida inteligente

Las películas de La Guerra de las Galaxias también nos enseñaron mundos llenos de vida inteligente que pasean por todo el cosmos. A pesar de que esto no se ha comprobado en ninguna de las misiones espaciales, los astrónomos y especialistas no descartan la posibilidad de encontrar vida fuera de aquí. Y esta opción está cada vez más cerca gracias a las nuevas misiones y tecnologías que evolucionan día con día. 

Personajes.png

Las próximos años están preparados para ver una nueva generación de tecnologías y naves espaciales cuyos objetivos son buscar exoplanetas y la probabilidad de que alberguen vida extraterrestre. Por ejemplo, el Satélite Transitable Exoplanet Survey (TESS, por sus siglas en ingles) y el Telescopio Espacial James Webb intentarán determinar lo que hay en las atmósferas de otros planetas. En la próxima década, se espera que el Telescopio Infrarrojo del Estudio Wide (WFIRST) nos traiga imágenes de exoplanetas alrededor de estrellas parecidas al sol. 

Telescopio.pngTelescopio espacial James Webb en fase de desarrollo.
Crédito jwst/nasa.gov

 

Las películas de Star Wars nos han regalado la posibilidad de que el universo este lleno de otros tipos de vida que habitan otros ecosistemas y mundos muy diferentes al nuestro. Con algo de miedo y con sed de aventura, tras ver una de las películas de la saga que ha traspasado tiempos y espacios, nos hemos preguntado ¿qué hay más allá? ¿Algún día realmente tendremos una guerra entre galaxias? Doug Hudgins, científico de la NASA, dijo que la imaginación de George Lucas lleva a muchos a sientir que sí se puede salir y explorar el espacio.

 


 aLE.jpg  

Sobre la autora:

 

Alejandra es Historiadora de Arte 
y amante de la cultura y la naturaleza. 
Vive y trabaja en la Ciudad de México 
pero su corazón está en Chiapas. 

 

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos