loading

Inicio > Especies > Restos de dinosaurio encontrados en una mina conservan a una manada

Restos de dinosaurio encontrados en una mina conservan a una manada

POR: Luis Moctezuma

6 junio, 2019

El ópalo es un mineraloide similar al cuarzo. Entre sus características está que contiene agua en su estructura, además, frecuentemente rellena huecos en rocas sedimentarias. Fue en una mina de ópalo en Australia, durante la década de los 80 que se encontró lo que ahora se reconoce como una manada de dinosaurios, entre los que se encuentra el esqueleto opalizado más completo que se conoce hasta ahora.

Una larga espera

En la década de los 80 el minero Robert Foster encontró los fósiles en el campo de ópalo Sheepyard, cerca de Lighting Ridge, en Australia. En su momento fueron recuperados con ayuda de científicos del Museo Australiano en Sidney, sin embargo, no fueron estudiados hasta algunas décadas después. En 2015 fueron donados al Centro Opal Australiano por Gregory y Joanne Foster, hijos del minero que los descubrió. La donación ocurrió bajo el Programa del Gobierno Federal de Donación Cultural.

Lo que en un principio parecía el esqueleto de un dinosaurio resultó ser partes de al menos 4 de ellos. Se llegó a esta conclusión al ver que había 4 omóplatos, además pertenecían a animales de distinto tamaño. Por la conformación del grupo se cree que se trataba de una manada con adultos e individuos jóvenes.

El nombre que se le dio a este dinosaurio es Fostoria Dhimbangunmal. La primera parte es un honor al minero que encontró los fósiles, Fostoria por Robert Foster. La segunda parte hace referencia al lugar en que fue encontrado, significa “Sheep yard” o “corral de ovejas” en las lenguas locales Yuwaalaraay y Yuwaalayay; Dhimbangunmal se pronuncia: bin-baan goon-maal.

Algo peculiar de los restos que se encontraron en la mina de ópalo en los 80 es que había una gran cantidad de huesos del mismo individuo. Al respecto, Jenni Brammall, paleontóloga y especialista en la oficina de proyectos del Centro Opal Australiano, comenta que lo común es encontrar únicamente partes aisladas de fósiles opalizados. “Fostoria nos ha dado el esqueleto opalizado de dinosaurio más completo en el mundo. Esqueletos parciales de reptiles nadadores extintos se han encontrado en otros campos de ópalo australianos, pero otros dinosaurios opalizados generalmente tienen un sólo hueso o diente o en casos raros, algunos huesos. Es el primero del que se recuperan decenas de huesos del mismo esqueleto”.

Los restos opalizados nos permiten conocer a un nuevo dinosaurio. Fostoria Dhimbangunmal era un herbívoro que andaba en dos patas. Tenía forma iguanodontiana y se relaciona estrechamente con el Muttaburrasaurus que se encontró en Queensaland en la década de los 80. Gracias a la gran cantidad de huesos que se encontraron será más fácil su reconstrucción.

El estudio sobre Fostoria Dhimbangunmal fue dirigido por el Doctor Phil Bell, de la Universidad de Nueva Inglaterra en Armidale. Los resultados se publicaron en la revista científica Journal of Vertebrate Paleontology. A propósito del análisis de los restos de este nuevo dinosaurio el Doctor Bell comenta que: “con más paleontólogos y científicos buscando más allá en el campo más lejos que nunca, es un momento emocionante para los amantes de los dinosaurios en todas partes, especialmente en Australia”. Desde el otro lado del mundo compartimos esa emoción por los nuevos descubrimientos que avanzan a un ritmo acelerado.

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos