loading

Inicio > Medio Ambiente > China prepara planta de energía solar en el espacio

China prepara planta de energía solar en el espacio

POR: Alejandra Almed

28 mayo, 2019

Por: Luis Moctezuma

Una de las funciones de la capa de ozono es proteger a la Tierra de la radiación solar. Aunque esto es una ventaja para la vida como la conocemos, limita algunas tecnologías como la captación de la energía que viene de nuestra estrella (el Sol). Para obtener un mayor beneficio de esta fuente limpia e inagotable de energía, en la ciudad china de Chongqing ya se prepara un proyecto cuya primera etapa estará en funciones para 2030, al menos así lo anuncian sus desarrolladores.

Producir energía en el espacio

En el centro de China se desarrolla la planta experimental que se pondrá en el espacio la próxima década. Al menos eso es lo que informa el diario China’s Science and Technology Daily. Una vez en funciones esta planta productora de energía solar proveerá de energía en niveles sin precedentes.

Fuera de la atmósfera será posible captar la luz solar con una intensidad 6 veces mayor a la de las granjas solares terrestres. Entre sus ventajas está que además de evitar la obstrucción de la atmósfera, no depende de la rotación o traslación del planeta. Esto quiere decir que sigue recibiendo rayos solares aunque en la superficie del planeta sea de noche o inverno, que en algunas latitudes provoca un día con menos horas de luz solar.

Para su funcionamiento la planta productora de energía recibiría los rayos solares y la enviaría a un receptor terrestre. Las tecnologías propuestas para este proceso incluyen a las microondas y al láser. Ya que se trata de un proyecto que apenas comienza se manejan posibilidades. Es importante estudiar el impacto de las tecnologías con que se enviará la energía solar a la Tierra antes de ponerlo en marcha.

Una vez que la estación receptora en tierra tenga la energía captada en el espacio, será procesada para convertirse en electricidad. A partir de ahí el proceso es similar al que se usa actualmente para distribuir energía eléctrica. A través de una red con cableado convencional la energía será transferida a ciudades y pueblos comos se hace actualmente.

Se trata de un proyecto ambicioso al que aún le faltan muchos detalles. El proyecto planea comenzar con captadores de energía solar de tamaño medio y pequeños. La planta productora final, planeada para funcionar a partir de 2050 tendrá un peso aproximado de  mil toneladas. Esto es 2.5 veces el peso de la actual Estación Espacial Internacional. Para evitar el lanzamiento de un objeto de este tamaño desde la Tierra se analiza la posibilidad de fabricarla directamente en el espacio con ayuda de robots e impresoras 3D.

Ciencia ficción para resolver un problema prehistórico

En la actualidad dependemos fuertemente de los combustibles fósiles. Aunque la primer imagen que nos viene a la mente al hablar de este tipo de energía son los automóviles, muchos otros dispositivos dependen de ella. Son muchos los países que han buscado energías alternativas, pero aún falta mucho por hacer. Como ejemplo, el 90.43% de la energía que se consumía en México para 2015 provenía de combustibles fósiles, según datos del Banco Mundial.

Las reservas de combustibles fósiles son cada vez menos. Estos se almacenaron en la Tierra desde antes de la aparición de nuestra especie. Varios países, entre ellos México, ya realizan -o comienzan- prácticas nocivas para el medio ambiente como el fracking para obtener petróleo de regiones profundas en el océano. Una planta de energía solar como la que se propone en China sería una solución capaz de alimentar con una mayor potencia y de forma limpia al planeta. Además se tienen otros beneficios en mente como proveer de energía al programa de exploración espacial chino. En la próxima década veremos el avance de este proyecto que ahora parece ciencia ficción.

 

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos