loading

Inicio > Planeta Tierra > Confirmado; el polo norte magnético se está desplazando a un ritmo acelerado

Confirmado; el polo norte magnético se está desplazando a un ritmo acelerado

POR: Alejandra Almed

2 mayo, 2019

Por: Ale Almed

 

¿Qué es el campo magnético de la Tierra?

    El campo magnético es un campo invisible que cubre nuestro planeta y el cuál permite que se desarrolle la vida. Este campo se forma por la turbulencia que existe en el interior de la Tierra.

El núcleo de la Tierra es una esfera compuesta principalmente por hierro y níquel, ambos buenos conductores de la electricidad. En el núcleo interno los metales están en estado sólido, mientras que en el núcleo externo, gracias a las altas presiones y temperaturas, se mantienen en estado líquido. Debido a las diferencias de temperaturas en este último núcleo se crean corrientes de metales que transportan calor desde el núcleo hasta el manto de la Tierra. Estos movimientos llevan corrientes eléctricas que inducen un campo magnético y que a su vez crean los polos magnéticos de la Tierra.

Estas corrientes son impredecibles, es decir, no se puede conocer el ritmo, ni la dirección del movimiento de los polo magnéticos. De hecho en 2015, cuando se creo el Modelo Magnético Mundial,  que es el “mapa” en el que se basa la navegación moderna, los científicos creían que el movimiento sufriría una desaceleración, no obstante, ha ocurrido todo lo contrario. 

El polo norte magnético y su sorprendente desplazamiento 

    Es importante aclarar que el polo norte y sur magnético de nuestro planeta no coinciden con los polos geográficos. Normalmente el polo norte magnético se desplaza varios km al año. Antes se movía a una velocidad de 15 km por año, pero desde el 2000 ha avanzado hasta los 55 km al año. Esto puede parecer una distancia corta, sin embargo para sistemas como los GPS de nuestros celulares o los sistemas de navegación de los aviones o barcos, es una gran diferencia.

Los científicos recalculan este movimiento y establecen las distancias de los polos magnéticos de la Tierra cada cinco años, la última vez fue en el 2015; sin embargo, este lunes han actualizado con urgencia la localización exacta del norte magnético debido a su rápido desplazamiento, adelantándose casi un año. 

Los científicos calculaban que actualmente el polo norte magnético se encontraba a 1,600 km del Polo Norte, cerca de Canadá. No obstante, las ultimas mediciones señalan que se ha movido de manera muy rápida 2,300 km hacia Siberia. Esto ha provocado cambios urgentes en el Modelo Magnético Mundial.

Polar_Wander_1965.gif

Animación cortesía del NOAA mostrando los cambios el desplazamiento
del polo norte magnético en los últimos 50 años 

 

No es la primera vez

    Como se mencionó anteriormente, los polos magnéticos se mueven cada año, y a lo largo de la historia del planeta estos se han llegado a invertir varias veces. La ultima vez que los polos magnéticos se invirtieron fue hace 780,000 años.

No obstante, hace 41,000 años, durante la ultima glaciación, ocurrió lo que se conoce como una excursión geomagnética, que es algo similar a una inversión, a diferencia que ésta es temporal. A este evento se le conoce como de Laschamp y la excursión duró 250 años antes de volver a su posición original. 

Aunque los científicos desconocen el tiempo exacto, aseguran que eventualmente los polos magnéticos se invertirán nuevamente y durará aproximadamente un milenio. Esta hipótesis se sustenta en hechos actuales, como el desplazamiento que se esta observando en el polo norte magnético y en el debilitamiento de fuerza entre los campos magnéticos. Esto tampoco quiere decir que sea un hecho, ya que se han registrado disminuciones parecidas y no han terminado con inversiones de los polos.

Las consecuencias de la inversión de los polos magnéticos

    Podemos estar tranquilos, ya que las inversiones son algo normal de nuestro dinámico planeta. A lo largo de la historia geológica se han presentado eventos similares y no existe evidencias de que estén asociaos con la extinción de especies, ni problemas mayores en la vida. 

A pesar de esto, en una sociedad como la nuestra, dependiente de las tecnologías sí podría ocasionar problemas sociales. Una perturbación electromagnética podría dañar equipos y aparatos, provocar apagones o quemar transformadores, así como cambiar por completo los mapas de navegación y las brújulas.

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos