loading

Inicio > Especies > Descubren nueva especie de dinosaurio en la Patagonia

Descubren nueva especie de dinosaurio en la Patagonia

POR: Alejandra Almed

2 abril, 2019

Por: Luis Moctezuma

 

Al sur del continente hubo una gran actividad durante la época de los dinosaurios. Al menos eso hace pensar la cantidad de especies que se han descubierto ahí. Tan solo en Argentina se tiene registro de 250 y recientemente se agregó una a esta lista. El 4 de febrero se publicó en la revista Scientific Reports el artículo en donde se dan los detalles del Bajadasaurus pronuspinax, con esto se reconoce oficialmente a la especie.

Un herbívoro listo para el ataque

Los métodos para protegerse ante predadores han sido muchos a lo largo de la historia. Una de las características más llamativas del Bajadasaurus pronuspinax es una serie de espinas de gran tamaño sobre su cuello. A diferencia de otras especies que tenían pequeñas protuberancias en la espalda, cola u otras partes del cuerpo, este cuadrúpedo ostentaba una serie de enormes espinas similares a cuernos que aún no se tiene claro para qué servían.

La propuesta de Pablo A. Gallina del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet), y su grupo de colaboradores es que servían para la defensa. No es la única explicación pero el cuerpo del dinosaurio muestra indicios que la perfilan como la más adecuada. Otras explicaciones que se han dado en especies cercanas es que las espinas aumentarían el atractivo sexual o estarían cubiertas por una joroba para guardar reservas energéticas.

En la época que vivió el Bajadasaurus pronuspinax, hace 140 millones de años, la geografía de lo que hoy es Argentina era muy diferente. Los Andes aparecerían mucho tiempo después y se cree que la zona de Bajada Colorada, en la provincia de Neuquén era el codo de un río. En esta región se han encontrado 35 especies distintas de dinosaurios. El director de la investigación apunta que esto propició que depositaran ahí los restos de varios animales.

La vegetación era baja y un herbívoro que quisiera sobrevivir debía estar adaptado a ello. La forma del cráneo que se reconoce para este nuevo dinosaurio indica que debía agacharse para obtener su alimento. La posición de sus ojos le permitía observar el entorno para reaccionar ante el ataque de un predador. En caso de recibir un ataque usaría sus espinas de 60 centímetros para defenderse.

Imaginar un gigante de 140 millones de años

Bajadasaurus pronuspinax pertenece a la familia de los saurópodos. En otros miembros de esta familia también se reconocen protuberancias sobre la espina dorsal. Lo que hace peculiar a este cuadrúpedo es la posición que tenían. A diferencia de otras especies estas se alineaban hacia adelante.

Su cuerpo medía 9 metros, al menos en el caso de los restos encontrados la Bajada Colorada. Se trata de un adulto, o al menos se cree así por la unión entre los huesos del cráneo. En el caso de un espécimen más jóven habría una separación mayor; esto mismo se observa en otras especies de saurópodos. Del total de su tamaño el cuello ocupaba 2.5 metros.

La forma que tendrían las protuberancias aún deja espacio para la imaginación. Para Pablo Gallina y su equipo estas espinas debieron estar expuestas en forma de cuernos. Para esto sería necesario una capa protectora para evitar que fueran arrancadas. La solución en este caso es la presencia de grandes cantidades de keratina que promoverían una mayor resistencia a los cuernos. En estudios previos sobre el Amargasaurus, otro saurópodo con espinas, se ha estimado que alojaría un 50% de esta sustancia en sus cuernos. Los investigadores del Bajadasaurus pronuspinax consideran que la proporción en esta especie sería similar.

En lo que ahora es la Pampa Argentina hace 140 millones de años se desplazaba el Bajadasaurus pronuspinax. Su nombre se compone del lugar en que fue encontrado: la Bajada Colorada, la familia a la que pertenece (los saurus o lagartos), la inclinación hacia adelante (pronus) y espina (spinax). Para llamar a este nuevo dinosaurio latinoamericano bien podríamos hablar del “Lagarto de Bajada Colorada con espinas inclinadas hacia adelante”.

 

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos