loading

Inicio > Planeta Tierra > Descubren otro posible cráter de impacto enterrado bajo el hielo de Groenlandia

Descubren otro posible cráter de impacto enterrado bajo el hielo de Groenlandia

POR: Alejandra Almed

28 mayo, 2019

Por: Deyanira Almazán

 

Un glaciólogo de la NASA ha descubierto un posible segundo cráter de impacto enterrado bajo una capa de hielo de más de 1.6 kilómetros al noroeste de Groenlandia. De confirmarse, sería el 22avo cráter de impacto más grande de la Tierra. 

En noviembre del 2018, se anunció el descubrimiento de un cráter de 30 km de ancho bajo el glaciar Hiawatha, en Groenlandia; este fue el primer cráter de impacto de meteorito descubierto bajo las capas de hielo de nuestro planeta.

Ahora, Joseph MacGregor, un glaciólogo de la NASA y uno de los responsables del descubrimiento del primer cráter, ha anunciado un posible segundo impacto, pero esta vez de 36 km de ancho, lo que lo convertiría en el 22avo cráter de impacto más grande de la Tierra.

Antes del descubrimiento del cráter Hiawatha, los científicos solían asumir que la mayor parte de las evidencias de los antiguos impactos en Groenlandia y la Antártida habrían sido borrados por la erosión glaciar. Tras el descubrimiento de ese primer cráter, MacGregor revisó los mapas topográficos de la roca debajo del hielo de Groenlandia en busca de signos de otros cráteres. Utilizando imágenes de la superficie del hielo proporcionadas por los instrumentos a bordo de los satélites Terra y Aqua de la NASA, notó un patrón circular a unos 183 km al sureste del glaciar Hiawatha. El mismo patrón circular también apareció en ArcticDEM, un modelo de elevación digital de alta resolución de todo el Ártico derivado de imágenes satelitales comerciales.

Estimando edades

A pesar de que actualmente estos dos cráteres están separados por apenas 183 km, no parecen haberse formado al mismo tiempo. El equipo cree que el cráter recién descubierto se formó hace más de 79,000 años, antes de que cualquier bloque de hielo actual estuviera en su lugar.

Sin embargo, eso deja un amplio rango de edades potenciales, por lo que el equipo agregó una segunda técnica para tratar de estimar su edad. Al modelar el impacto de un cráter de impacto cuando se formó por primera vez, los científicos pudieron calcular cuántos miles de años de erosión del hielo hubieran sido necesarios para crear su forma actual. Ese proceso sugirió que la estructura se formó por primera vez hace entre 100,000 y 100 millones de años.

Hiawatha, por otra parte, es probablemente más joven, pues el rango que establecieron los investigadores en un inicio fue entre 12,000 y 3 millones de años, y aclararon que muy probablemente estuviera pegado al lado más joven del rango.

Si bien todavía falta mucha investigación al respecto -sobre todo para confirmar que realmente se debe a impacto de meteorito- descubrir cicatrices de la Tierra a tan asombrosas profundidades y en condiciones inimaginables, siempre será muy emocionante.  

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos