loading

Inicio > Universo > La famosa señal Wow podría venir de cometas, no de extraterrestres

La famosa señal Wow podría venir de cometas, no de extraterrestres

POR: Alejandra Almed

1 noviembre, 2016

El 15 de agosto de 1977, el radiotelescopio Big Ear, de la Universidad Estatal de Ohio, Estados Unidos, recibió una señal de radio de origen desconocido durante exactamente 72 segundos, proveniente de la zona oriental de la constelación de Sagitario (a 120 años luz de distancia).

Algunas personas creen que se trata de el único mensaje recibido hasta la fecha, que podría tener un origen extraterrestre y haber sido emitido por seres inteligentes. Ahora parece ser algo más cercano: el paso de un cometa.

tumblr_nt338cJaEw1r65o3qo1_r1_1280.gif

La señal fue conocida como Wow después de que Jerry Ehman, voluntario del proyecto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) y el astrónomo que detectó la señal,  escribiera esas palabras en la impresión original de la señal. Fue emitida a una frecuencia de 1420 MHz, correspondiente a una longitud de onda de 21 centímetros. Debido a que ésta es una de las principales frecuencias del hidrógeno neutro, el elemento más común del universo y penetra fácilmente en la atmósfera, algunas personas la consideraron una transmisión extraterrestre.  

Wow_signal.jpg

En los 40 años desde entonces nunca se ha escuchado nada parecido y todos los intentos para localizarla nuevamente han fracasado. Análisis más profundos de la señal descartan un satélite, y es poco probable que se deba a una señal reflejada desde la superficie terrestre pues las señales emitidas a 1420 MHz están prohibidas en todo el mundo por razones astronómicas.

Entonces ¿Qué fue lo que captaron? 

El profesor de astronomía de la Universidad de San Petersburgo, en Florida, Antonio París, cree que la señal podría haber venido del paso de uno o más cometas. Específicamente sospecha de dos, el llamado 266P / Christensen y P / 2008 Y2 (Gibbs).

Los cometas liberan una gran cantidad de hidrógeno a medida que giran alrededor del sol, ya que la luz ultravioleta fracciona el agua congelada y crea una nube de gas que se extiende millones de km lejos del cometa.

Si los cometas pasaron enfrente del Radio-Observatorio en 1977 habrían generado una señal aparentemente efímera ya que el telescopio (ahora desmantelado) tenía un campo de vista fijo. Posteriores búsquedas en esa misma zona –como lo hicieron algunos radiotelescopios- no habrían detectado nada.

De acuerdo a Paris, los cometas 266P/Christensen y P/2008 Y2 pudieron haber sido los culpables de esta señal, pues en ese entonces se desconocía la existencia de ambos cometas y no fueron descubiertos sino hasta la última década, por lo que nadie hubiera pensado en buscar la respuesta en estos cuerpos.

Para probar su idea, París propone mirar en dirección a la misma región del espacio cuando vuelvan los cometas. El primero será el cometa 266P/Christensen, el 25 de enero de 2017, posteriormente lo hará el cometaP / 2008 Y2 (Gibbs) el 7 de enero de 2018. Un análisis de la señal de hidrógeno de los cometas debería revelar si es correcta.

Sin embargo no todos comparten esta hipótesis. Algunos investigadores se muestran escépticos, argumentando que no está claro si los cometas liberan suficiente hidrógeno para generar una señal lo suficientemente fuerte como la señal Wow.

 

**

fuente: NewScientist

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos