loading

Inicio > Universo > ¿Qué fue el Evento Carrington?

¿Qué fue el Evento Carrington?

POR: Alejandra Almed

9 febrero, 2018

Por: Antonio Medina

 

Hoy en día, conocemos mucho acerca del sol. Conocemos muchos de los fenómenos que suceden en el astro, como las tormentas solares, las cuales han sido estudiadas a profundidad debido a los efectos que tienen sobre nuestro planeta. Incluso, ahora podría parecernos algo común hablar de tormentas solares, pero cuando hablamos de la ocurrida en 1859, tenemos que referirnos a la más poderosa de todas las que han sido presenciadas por el ser humano.

¿Qué es una tormenta solar? 

Una tormenta solar es un evento en el que una explosión sucede en la corona solar, liberando una gran cantidad masa que interfiere con el campo magnético de la Tierra. 

El evento de Carrington 

El 28 de agosto de 1859 se comenzó a observar una intensa actividad solar en diferentes partes del mundo, pero no fue hasta el 1 y 2 de septiembre cuando una enorme eyección de masa coronal azotó la magnetósfera de la Tierra en lo que también se conoce como el “Evento Carrington”, en honor al astrónomo amateur de Inglaterra que notó las erupciones solares que causaron la tormenta solar más grande de la que se tenga registro.

Durante este período de tiempo, auroras polares se pudieron ver lejos de los polos. Sí hablamos del polo sur, estos hermosos destellos de luz austral pudieron apreciarse en zonas norte de Australia, como Queensland y si nos referimos del polo norte, latitudes tropicales como Cuba y Hawái tuvieron la suerte de presenciar auroras boreales. 

La intensidad de la luz generada por el impacto de esta tormenta fue tal, que se dice que en la cordillera de las Rocallosas en Estados Unidos, los mineros que ahí laboraban despertaron por el brillo y comenzaron sus actividades de la mañana, como preparar el desayuno, leer el periódico e incluso acudir a la mina con la intención de trabajar, antes de darse cuenta de que aún era de noche.

Los telégrafos, aparatos muy avanzados tecnológicamente para la época y comparables hoy con el internet, dejaron de funcionar por completo en América del Norte y Europa. Algunos operadores reportaron haber recibido descargas eléctricas al intentar utilizarlos y algunos operadores un tanto más ingeniosos, decidieron desconectar de la fuente de poder los telégrafos y aún así pudieron transmitir la información acerca del fenómeno que estaba ocurriendo. 

Han pasado casi 160 años desde el evento de Carrington, y de acuerdo con las muestras del núcleo de hielo, esta fue la llamarada solar más poderosa en los últimos 500 años más o menos. Los astrónomos solares estiman que las tormentas solares como esta ocurren dos veces por milenio, lo que significa que no es probable que experimentemos otra en nuestras vidas. 

Pero, ¿qué pasaría si hoy ocurriera una de tal magnitud? 

Para darnos una mejor idea de lo que significó esta tormenta, si un fenómeno parecido ocurriera hoy en día, la vida como la conocemos se paralizaría por completo. Las redes de comunicación, los satélites de GPS, teléfonos, internet, aparatos eléctricos y muchos más dejarían de funcionar por completo debido a las fuertes fluctuaciones electromagnéticas. Pero eso no es la preocupación más grande, pues la red eléctrica quedaría dañada severamente debido a las subidas en la tensión y esto ocasionaría apagones en grandes zonas del planeta como Estados Unidos y el norte de Europa. Los expertos aseguran que las pérdidas podrían llegar hasta los dos billones de dólares y que tardaríamos años en reponernos de los efectos de una tormenta solar de tal magnitud.

Pero no se alarmen, ya que a pesar de que las emisiones de masa coronal viajan relativamente rápido, los telescopios y sondas que se encuentran observando el Sol pueden detectar estas tormentas antes de que lleguen a la Tierra, lo que nos da un margen de cerca de 20 horas para decidir qué medidas que deben tomarse para evitar que un evento como el ocurrido el 2 de septiembre de 1859 cause estragos en nuestro planeta.

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos