loading

Inicio > Ser Humano > Reconstruyen el rostro del ser humano más antiguo de América, Eva de Naharon

Reconstruyen el rostro del ser humano más antiguo de América, Eva de Naharon

POR: Alejandra Almed

28 mayo, 2019

Por: Luis Moctezuma

Pocos fósiles logran ser conocidos por un grupo mayor a los investigadores que los estudian. Entre los más recordados está Lucy, una antropoide que vivió hace 3.2 millones de años y que obtuvo su nombre por una canción de los Beatles. Fuera de grandes excepciones como Lucy cuesta trabajo recordar a un fósil por la dificultad de imaginar algo más que huesos. Ahora contamos con la tecnología para recrear el rostro del primer poblador de México y el continente americano: Eva de Naharon.

Una joven de 13,600 años

Cuando Eva (así se le conoce ahora) muró tenía entre 20 y 25 años de edad. Su cuerpo fue encontrado dentro del cenote de Naharon, de quien tomó la segunda parte del nombre que ahora la define. Hace 13,600 años murió esta mujer de 1.41 metros de altura que ahora es reconocida como la mujer más antigua del continente.

Las profundidades de lo que ahora es un cenote al sur de Tulum, en Quintana Roo fue la tumba de la Eva de Naharon. La exploración de esta caverna sumergida comenzaron en 1998, dos años después se encontró el 80% de un esqueleto. Por petición del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se realizó una reconstrucción virtual de su rostro.

El encargado de hacer la imagen de la Eva de Naharon fue el diseñador brasileño Císero Moraes, quien ha recibido reconocimientos tanto en su país como a nivel internacional. Este diseñador de 36 años se especializa en reconstrucción facial forense, así como recuperación de patrimonio arqueológico.

El cráneo no estaba completo. Para el diseño del rostro de la joven americana más antigua utilizó fotografías del equipo mexicano que descubrió los restos. Posteriormente se digitalizaron gracias a un algoritmo que transformó las imágenes en 3D. Como faltaban algunas partes recurrió también a un cráneo virtual para terminar su forma. Este trabajo se realizó únicamente con software libre.

¿Cómo llegó la Eva de Naharon a su tumba?

No se tiene una teoría definida sobre lo que llevó a esta joven a las profundidades del cenote de Naharon. Las opciones que se consideran son tres:

  1. 1. Entró en busca de agua. La estructura de los cenotes ayuda a la filtración del agua de lluvia. Eva pudo haber entrado en busca de agua dulce, se internó a gran profundidad y no supo cómo salir. La combinación de oscuridad, hambre y ansiedad pudieron acabar con su vida.

  2. 2. Escapaba de un depredador. Eva vivió durante el final de la Edad de hielo, compartió el mundo con animales de gran tamaño que al verla fuera del grupo pudieron atacar. Si algún tigre dientes de sable, puma, oso, o algún otro mamífero de gran tamaño la atacó, esconderse en una caverna debió ser una buena opción para salvar a vida.

  3. 3. Fue sepultada por sus allegados. No se descarta que ya en aquella época se practicáran ritos funerarios. De ser así, los familiares de Eva la habrían llevado al fondo del cenote para que su cuerpo permaneciera ahí.

No se sabe con certeza cuál de ellas fue la razón que la llevó ahí pero las condiciones del lugar permitieron que su cuerpo se conservara. A 368 metros de la entrada del cenote de Naharon, 22.6 metros debajo del agua, esperó 13,600 años para ser descubierta. Cerca de la tumba de Eva se han encontrado restos de otros 8 humanos de la prehistoria. Gracias a la espectrometría de masas y al análisis de isótopos de carbono 14 sabemos que ella es la más antigua.

Una mexicana de rasgos asiáticos

Un último detalle sobre la Eva de Naharon es que su anatomía es similar a la de algunas regiones de Asia. Específicamente, sus restos coinciden con las características de los pobladores del sur asiático e Indonesia. Esta conclusión fue posible gracias al análisis de ADN, que coincide con el de otros restos humanos de la misma región. Así que podemos imaginar a la primer mexicana con un rostro asiático.

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos