Visualización del problema de basura espacial ESA
Crédito: Quantum-Rd
Tanque propulsor principal de un vehículo de lanzamiento Delta 2, caído cerca de Georgetown, Texas.

Basura Espacial

01-02-2016

Al igual que muchas otras maravillas modernas, la exploración espacial ha dado enormes beneficios tecnológicos para la humanidad, sin embargo, son grandes los efectos secundarios que ha dejado a su paso.

Los cohetes, los satélites y las sondas que durante décadas se han enviado al espacio, han creado un campo de escombros compuesto por cientos de miles de piezas de basura espacial, que aumenta a velocidades exorbitantes y pone en peligro no sólo a los satélites activos sino también a los tripulantes. 
 
En los últimos años, la Estación Espacial Internacional y su tripulación han tenido que esquivar estos desechos peligrosos en varias ocasiones. 
 

¿Qué es la basura espacial?


La basura espacial se inició a mediados del siglo XX, con el comienzo de la carrera espacial. El 4 de octubre de 1957, la Unión Soviética lanzó el primer satélite de la historia al espacio, y a partir de esa fecha varios gobiernos, compañías de telefonía celular, de televisión y GPS, han lanzado cientos de satélites cada año. Estos satélites, además de cohetes y otros objetos enviados al espacio, conforman la mayor parte de la basura espacial.
 
El 73% de la basura espacial está acumulada en la órbita terrestre baja (LEO), a unos 2,000 km sobre la superficie terrestre.
 
1.jpg
 

Los peligros de la basura espacial


La Red de Vigilancia Espacial de los EE.UU. (U.S. Space Surveillance Network), un departamento que rastrea los escombros que flotan por el espacio, ha observado más de 21,000 objetos artificiales orbitando la Tierra de más de 10 cm. de diámetro. Además, la organización estima que existen millones de objetos mucho más pequeños que flotan alrededor, y todo ello combinado pesa alrededor de 5,500 toneladas. 
 
Muchos de estos objetos viajan alrededor de la Tierra a velocidades de más de 28,000 kilómetros por hora (20 veces la velocidad del sonido), por lo que cualquier partícula de basura espacial representa una amenaza considerable para los vuelos espaciales de cualquier nación y debido a que hay muchos objetos que vuelan allá arriba, hay una gran  preocupación de que las colisiones entre los escombros produzcan más fragmentos.
 
Por ejemplo, el caso más reciente de una colisión ocurrió el 17 de enero de 2005, cuando un pedazo de escombro de un cohete chino se estrelló contra un cohete estadounidense de 31 años. La colisión produjo cuatro pedazos de escombro, pero los investigadores temen que es sólo cuestión de tiempo antes de que estas piezas produzcan una reacción en cadena imparable.
 
basura espacial1.jpg
Tanque propulsor principal de un vehículo de lanzamiento 
Delta 2, caído cerca de Georgetown, Texas
 

Misión anti-satélite de China


En 2007, China destruyó intencionalmente uno de sus satélites meteorológicos en el espacio. El evento produjo al menos 150,000pedazos de chatarra, de los cuales unos 3,000 tenían por lo menos el tamaño de una pelota de golf.   
** 
 
Stuart Grey, un profesor de la University College de Londres y miembro del Laboratorio de Navegación y Geodesia Espacial, cuenta la historia de cómo comenzó la basura espacial en ésta animación de un minuto: 

También te puede interesar: