Crédito: Kopczynski - Adam

Llega el otoño al hemisferio norte y la primavera al hemisferio sur

21-09-2016

Este jueves 22 de septiembre, dará inicio el segundo equinoccio del año. El otoño llega al hemisferio norte y la primavera al hemisferio sur.

Este fenómeno, que ocurre dos veces al año (en marzo y septiembre), ha sido motivo de celebraciones y festividades en todo el planeta a lo largo de la historia. Pero...

¿Por qué ocurre?

Se denomina equinoccio al momento del año en que el eje de la Tierra se coloca de modo que sus dos polos se encuentran a la misma distancia del Sol. Esto permite que ambos hemisferios reciban la misma cantidad de luz solar. El día tendrá prácticamente la misma duración que la noche en todos los lugares de la Tierra (excepto en los polos).

Este año el equinoccio sucederá el jueves 22 de septiembre a las 14:21 UTC (09:21 hora de México). Generalmente el equinoccio sucede el 22 de septiembre, pero algunas veces cae el 23 ó 24 de septiembre por irregularidades en el calendario y la órbita de la Tierra.

primavera.jpg

 

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos (NWS)  durante el equinoccio, el Sol está exactamente sobre el ecuador al mediodía. A medida que la Tierra gira, los rayos del sol se refractan dando la impresión de que el Sol está sobre el horizonte por un período más largo de tiempo, a pesar de que no es así. Aunque esto sucede con cada puesta de sol, es más largo durante el equinoccio. Además, los días duran más en los lugares más lejos del ecuador debido a que el Sol tarda más tiempo en salir y en ponerse.
 
Aunque la palabra "equinoccio" proviene del latín quinoctium que significa “noche igual”, los días y las noches no son precisamente iguales. Durante el equinoccio y los días justo antes y después, el día tendrá una duración de aproximadamente 12 horas y seis minutos mientras el sol pasa directamente sobre el ecuador.
 
En el hemisferio norte, a medida de que avanza el otoño, las latitudes más altas reciben menos horas de luz de día y presentan noches más largas. Este cambio de temporada se debe a la inclinación de la Tierra de 23.5 grados. Las estaciones de otoño e invierno ocurren en esas latitudes cuando el hemisferio norte se inclina lejos del sol. Por el contrario, el hemisferio sur experimenta primavera y verano durante ese tiempo porque están inclinadas hacia el sol.
 
Las personas que viven en el ecuador verán poca diferencia debido a que esas partes de la Tierra experimentan menos cambios de estación por la inclinación del planeta. 
 
**
Fuente: LiveScience

También te puede interesar: