El satélite de la Agencia Espacial Europea Proba-2 capturó esta vista del eclipse solar total del 20 de marzo del 2015. Crédito: Agencia Espacial Europea, Astronauta Sam Cristoforetti (@AstroSamantha)

¿Qué sucede durante un eclipse total de sol?

04-08-2017

Increíbles fenómenos acompañan a la ocultación de nuestra estrella...

Por: Alejandra Almed

Varios son los fenómenos que ocurren durante los eclipses.  Son datos comprobados por la ciencia –y por ti, si llegas a presenciar alguno- que llegan a ser mucho más interesantes y divertidos que algunas de las falsas creencias y mitos que uno llega a escuchar en relación con los eclipses.

Observar un eclipse es algo sorprendente. Parte de su encanto es que son fenómenos que no presenciamos todos los días. Esto se debe a que un eclipse sucede cuando los astros se encuentran perfectamente alineados y con ciertas particularidades. Por ejemplo, un eclipse solar solo ocurre cuando hay luna nueva y un eclipse lunar únicamente con luna llena.

De igual forma, no siempre que hay luna nueva ocurre un eclipse solar, pues la Luna suele colocarse al norte o al sur del disco solar, y solo cuando nuestro satélite se coloca justo al frente de nuestra estrella es cuando este espectáculo sucede. En un eclipse lunar ocurre algo similar. Debido a que la órbita de la Luna está inclinada en relación con la órbita de la Tierra no ocurren eclipses cada luna nueva o llena. Los conos de sombra pasan “por encima” o “debajo” de la luna y la Tierra la mayor parte del tiempo. Sólo en dos puntos durante el año, el Sol, la Tierra y la Luna se alinean perfectamente para producir eclipses. 

Así que los eclipses son en realidad algo especial y por lo mismo suelen ser muy esperados por todos. Los eclipses totales de sol, sin embargo, suelen ser los más anhelados. Por supuesto esto tiene que ver por el tiempo que uno espera a lo largo de su vida para ver el siguiente; porque, a diferencia de los de Luna, se puede observar sólo dentro de un área muy reducida, y claro, porque es el que trae más efectos secundarios.

El próximo 21 de agosto de 2017, sucederá un eclipse total de Sol. La Luna cubrirá por completo el disco solar. Desafortunadamente, como ya se mencionó, el eclipse total no se podrá percibir en todo el mundo. Esto se debe a que el sol marca un ángulo con la Tierra y las perspectivas son distintas en cada sitio. La sombra que da la Luna solo se alcanza a percibir dentro del perímetro del ángulo que marca la posición del Sol en la Tierra. Es por esto que la totalidad del eclipse del 21 de agosto sólo podrá ser visto en Estados Unidos y en una franja relativamente estrecha de 113 kilómetros de ancho, que comenzará en Oregon y terminará en Carolina del Sur, atravesando varias ciudades de 12 estados.

Pero, además del increíble espectáculo de ocultación, ¿qué otros fenómenos podremos observar durante el eclipse?

En un eclipse total de sol es el único momento que podemos observar la delgada corona del Sol desde la Tierra. La corona es nada más y nada menos que la atmósfera solar. Un dato sumamente interesante es que la llamada corona tiene una temperatura mayor que la superficie solar. Mientras la superficie se encuentra a 5,500 grados centígrados, la atmósfera tiene una abrasadora temperatura de 2 millones de grados. 

EclipseBCS1991.jpg

Uno de los efectos secundarios que ocurre durante un eclipse total de sol es que la temperatura en el lugar en el que se está observando llega a bajar considerablemente durante la totalidad del eclipse. El día se vuelve noche y en el cielo comienzan a revelarse destellos de luz a través de nuestro satélite. Un espectáculo que no te puedes perder.

En los eclipses de sol los planetas y las estrellas pueden ser visibles en pleno día y sin la necesidad de un telescopio o unos binoculares. Trata de vislumbrar a Venus, Marte y Mercurio en el firmamento.

Los eclipses puede que no traigan mala suerte para nosotros los humanos pero, penosamente, no puedo decir lo mismo de los animalitos. Muchos animales llegan a confundir la oscuridad del eclipse con la hora de dormir; muchos entran en pánico y otros simplemente duermen, sin darse cuenta que el día volverá en pocos minutos.

Otro de los fenómenos que podemos observar antes de la totalidad son las llamadas “Perlas de Baily”, que son unos puntos de luz producidos por los rayos del sol al atravesar los valles y las irregularidades de la superficie lunar. Su nombre se debe al astrónomo inglés Francis Baily que en 1836 propuso una explicación del fenómeno.

Perlas de Baily.JPG

Un efecto conocido como "anillo de diamante" también se observa con el último o primer destello de luz solar antes o después de la totalidad de un eclipse. Los últimos y los primeros indicios del disco solar con el limbo lunar rodeado por el resplandor de la corona interior del Sol dan esta hermosa impresión en el cielo.  

Anillo Diamante.jpg

Y finalmente, durante los primeros y últimos momentos de la totalidad se pueden apreciar unas estrechas bandas de sombra a través de superficies blancas. 

¿Sabias que menos de 1 de cada 1000 personas ha experimentado un eclipse total de sol? Si este 2017 te encuentras en la franja de Estados Unidos donde se verá el eclipse, ¡no lo pienses dos veces!

Lo más importante de todo es que siempre debes estar bien protegido para ver un eclipse de sol, pues verlo sin protección te puede dejar ciego. El cubrirse los ojos con gafas o filtros especiales es sumamente importante. 

 

También te puede interesar: