NASA
imagen de la superficie lunar tomada por los astronautas de la misión Apolo 17.
órbita de Cruithne, el asteroide que comparte la órbita de nuestro planeta de manera no estable (no siempre será así).
Comparación entre la Tierra, la Luna, Plutón y Caronte (luna de Plutón).

10 datos que seguro no conocías sobre la Luna

11-04-2017

La vemos casi todas las noches, pero realmente ¿cuánto sabes sobre nuestro satélite natural?

Aquí te dejamos algunos datos interesantes...

Por: Antonio Medina

1.- Formación

Poco después de que se comenzara a  formar el Sistema Solar, cerca de 4,500 millones de años atrás, un asteroide del tamaño de Marte colisionó con la Tierra, dando lugar a lo que hoy conocemos como nuestro satélite natural. Esto de acuerdo a la teoría más aceptada entre la comunidad científica.

2.- No existe lado oscuro

blue moon.jpg

La realidad es que no existe el llamado “Lado oscuro de la Luna”, pues en realidad este lado no se encuentra en eterna penumbra, lo que sucede es que nosotros nunca podemos ver este lado, debido a que la Luna tarda lo mismo en rotar sobre sí misma que en dar una vuelta alrededor de la Tierra, un ciclo que dura alrededor de 27 días y que nos impide apreciar la otra cara de nuestro satélite.

3.- Árboles lunares

Existen más de 400 árboles lunares en la Tierra. Si bien estos árboles no fueron traídos del satélite, las semillas de las cuales nacieron fueron llevadas al espacio a bordo del Apolo 14 por el Astronauta Stuart Roosa. A su regreso a la Tierra, las semillas fueron plantadas en diferentes lugares del mundo y se les llamó “árboles lunares”.

4.- No es nuestro único satélite natural

 Cruithne.jpg

Durante siglos hemos pensado que la Luna es el único satélite natural de nuestro planeta, pero al parecer esto podría ser erróneo, pues algunos investigadores descubrieron un asteroide de 5 kilómetros de ancho que está atrapado por la fuerza gravitacional de la Tierra. Este asteroide fue llamado Cruithne y le toma 770 años dar una vuelta completa alrededor de la Tierra. Los científicos afirman que seguirá orbitando la Tierra al menos durante 5 mil años más.

5.- Cicatrices eternas

El paisaje lunar nos muestra una gran cantidad de cráteres, resultado de una intensa actividad de asteroides y meteoritos que han golpeado su superficie. Las cicatrices dejadas por estos impactos no se han borrado de la superficie lunar debido a que la Luna no tienen mucha actividad geológica, por lo cual sin terremotos, volcanes o montañas formándose, los cráteres perduran. Además de esto, nuestro satélite carece de una atmósfera, por lo cual no cuenta con vientos o lluvias, evitando que el suelo se erosiones y estos cráteres desaparezcan.

6.- No es completamente redonda

A pesar de lo que percibimos desde la Tierra, la Luna no tiene una forma redonda o esférica; de hecho tiene una forma parecida a la de un huevo. Debido a lo que conocemos como “efectos de marea”, la Luna tiene una especie de hinchazón tanto en la cara visible como en su cara oculta. Durante su formación, hace unos 4,500 millones de años, las fuerzas de marea ejercidas por la Tierra deformaron la forma original de la Luna, convirtiéndola en una especie de óvalo.

7.- Terremotos en la Luna

A pesar de que su actividad geológica es casi nula, la Luna presenta cada cierto tiempo algunos sismos. Durante las misiones Apolo, los astronautas usaron sismómetros que registraron algunos pequeños sismos originados varios kilómetros debajo de la superficie. Se piensa que estos sismos se deben a la gravedad de la Tierra. En algunas ocasiones, estos sismos crean algunas fracturas y fisuras en su superficie dejando escapar los gases atrapados en su subsuelo.

8.- Es más grande que Plutón

pluto_earth_charon_compared_600.jpg

Nuestra Luna tiene un tamaño considerable, pues incluso es más grande que Plutón, que es considerado un planeta enano. Esto ha llevado a un grupo de científicos a creer que nuestro satélite podría ser un planeta, o al menos, a considerar a la Luna y la Tierra como un sistema binario. Plutón y su luna Caronte, también son considerados un sistema binario. La razón por la cual esta teoría no es muy conocida, es que no tiene muchos adeptos en la comunidad científica.

9.- Sí tiene gravedad

La Luna tiene su propia fuerza de gravedad y esta es la causante de las mareas en nuestros océanos. Durante la fase llena, la Luna, el Sol y la Tierra se encuentran alineados, creando mareas más intensas, cuando la Luna se encuentra en su primer o último cuarto, las mareas son menos intensas. Así mismo, durante el perigeo, el punto en que la Luna se encuentra más cerca de la Tierra, las mareas también crecen en tamaño e intensidad y esto se repite cada ciclo lunar, el cual dura alrededor de 29.5 días

10.- La Luna se está alejando

Nuestro satélite no será eterno, y es que cada año la Luna se aleja de nuestro planeta unos 4 centímetros. Cada año, la Luna se roba un poco de la fuerza rotacional de la Tierra y la utiliza para impulsarse a si misma 3.8 centímetros más alto en su órbita. Cuando se formó, la Luna se encontraba a 22,530 kilómetros de la Tierra, hoy se encuentra a 384,400 kilómetros y se seguirá alejando hasta dejar de orbitar alrededor de nuestro planeta.

También te puede interesar: