Stockphoto

La Tierra y el Sol tienen su encuentro más cercano

03-01-2018

Esta mañana nuestro planeta y su estrella vivieron el máximo acercamiento del año <3

Por: Alejandra Almed

La madrugada del 3 de Enero de 2018 la Tierra pasó por su perihelio; es decir, su máxima aproximación al Sol en su órbita anual. Debido a que la órbita terrestre alrededor del Sol no es totalmente circular, si no más bien elíptica, existen puntos en los que el planeta se encuentra más lejos o más cerca del Sol.

La Tierra, en un año, recorre 930 millones de kilómetros alrededor del Sol, a una velocidad media de 107.280 kilómetros por hora; lo que supone unos 365.25 días, de ahí que cada cuatro años sea año bisiesto.

En su perihelio, la Tierra se ubica a unos 147.5 millones de km del Sol. En comparación, cuando nuestro planeta se encuentra en su afelio, que es el punto más lejano al Sol, se ubica a unos 152.1km. La diferencia entre estas dos distancias en realidad no es mucha, hablando, por supuesto, en distancias astronómicas, por lo que no existen efectos mayores para la superficie terrestre, ni para los terrícolas. Sin embargo, sí alcanza a influir en la duración del invierno en ambos hemisferios.

He aquí la explicación:

De acuerdo con las leyes de movimiento de Kepler, un cuerpo se mueve un poco más rápido cuando está cerca de su cuerpo principal, y un poco más lento cuando se aleja del mismo. Esto quiere decir que cuando la Tierra se acerca al Sol acelera su movimiento y alcanza una velocidad máxima de 110.700km/hr. En cambio, cuando la Tierra se aleja, en su afelio, su velocidad disminuye y alcanza la mínima de 103.536 km/hr.

Las estaciones del año se generan gracias a la inclinación de la Tierra sobre su eje de rotación; los solsticios y los equinoccios ocurren en puntos opuestos en la órbita de la tierra alrededor del Sol. El perihelio siempre ocurre en enero y el afelio en julio. Por ende, entendemos que en enero la Tierra tiende a moverse más rápido y más lento en julio.

Como resultado, el tiempo entre el solsticio de invierno en el hemisferio norte, que llega en diciembre, y el equinoccio de primavera, que llega en marzo, es un poco menor que el tiempo entre el solsticio de invierno en el hemisferio sur, en junio y el equinoccio de primavera, en septiembre. La diferencia es de cinco días, por lo que el invierno es aproximadamente cinco días más corto en el hemisferio norte que en el hemisferio sur.  Si la Tierra se moviera a una velocidad constante sobre su órbita alrededor del Sol, pasaría la misma cantidad de tiempo entre los solsticios y los equinoccios, sin embargo esto no sucede.

El Afelio del 2018 ocurrirá el 6 de julio a las 17.46 UTC

También te puede interesar: