Concepto artístico de la Tierra en unos 5 mil millones de años, cuando el sol se convertirá en una gigante roja. Imagen a través de Fsgregs / Wikimedia Commons.

¿Qué le pasará al Sol en 5 mil millones de años?

14-11-2017

Nada es para siempre…

Por: Antonio Medina

En el universo ha quedado demostrado que todo tiene un inicio y un final y nuestro sistema solar no es la excepción. Aunque falta mucho para que suceda, nuestro sol y todos los cuerpos celestes que giran a su alrededor tienen los días (o billones de días) contados y gracias a diferentes investigaciones, el futuro de nuestro sistema planetario es bastante claro para todos.

Durante los próximos 5 mil millones de años, nuestra estrella habrá consumido todo el combustible de su núcleo, el hidrogeno, y pasará de ser una enana amarilla de tipo G a ser una gigante roja. El Sol aumentará su masa cientos de veces y consumirá por completo a Mercurio y Venus e incluso algunos científicos aseguran que la estrella terminará absorbiendo todos los cuerpos que se encuentren a su paso hasta llegar a la órbita del cinturón de asteroides, incluyendo  nuestro planeta.

Aunque la Tierra lograra escapar a la creciente circunferencia del Sol, como muchos investigadores aseguran, nuestra estrella perderá una gran cantidad de masa debido a los vientos solares, los cuales se tornarán extremadamente fuertes, tan fuertes que su intensidad sería la suficiente como para terminar con toda el agua que existe en el planeta, debido a lo que los científicos llaman efecto Invernadero incontrolable.

La intensa radiación terminaría por destruir por completo nuestra atmósfera, y por supuesto con toda la vida que pudiera existir. Por lo cual sin importar si el Sol la engulle por completo o no, la Tierra está condenada a desaparecer al menos como la conocemos actualmente y esto es completamente inevitable.

Los gigantes gaseosos que habitan más allá del cinturón de asteroides tienen posibilidades de sobrevivir a la etapa de gigante roja de nuestra estrella, aunque debido a las altas temperaturas y las fuertes radiaciones, es poco probable que algún tipo de vida pudiera sobrevivir a los millones de años que durará esta fase del Sol.

Otros 5 mil millones de años tendrán que pasar, para que nuestro astro vuelva a transformarse. Tras terminarse el helio, que desde su etapa de gigante roja funciona como combustible para lasa fusiones nucleares del Sol, la gravedad del núcleo hará que la estrella se encoja, para convertirse ahora en una enana blanca. Una esfera de aproximadamente el tamaño de la Tierra, pero con una densidad tan grande que un sola cucharada de arena podría pesar varias toneladas.

Para este entonces, el sistema estará convertido en apenas algunos vestigios de lo que hoy conocemos, la radiación habrá acabado con todo y apenas podremos vislumbrar lo que algún día fue un sistema con 8 planetas (o 9, para los aferrados amantes a Plutón).  

El Sol aún seguirá ardiendo durante algunos millones de años más, pero su fuerza de gravedad será tan débil que no podrá mantener girando a su alrededor ningún cuerpo de masa considerable, terminando así con el ciclo de vida de nuestro sistema solar y esparciendo por la galaxia los átomos de lo que un día fue nuestro “armonioso” hogar.

También te puede interesar: