Interpretación artística de un dinosaurio muerto por actividad volcánica. Imagen de la Fundación Nacional de Ciencia Al, Zina Deretsky. Dominio público a través de Wikimedia Commons

¿Cuál fue la verdadera causa de la extinción de los dinosaurios?

12-04-2016

La expedición 364 podría resolver finalmente esa antigua controversia

 

Por: Ana Maraña 


Desde los años 80s la hipótesis más aceptada sobre la extinción de los dinosaurios es el impacto de un meteorito en Chicxulub. Sin embargo, gracias a las nuevas tecnologías disponibles, el proyecto llamado Expedición 364  intentará recuperar núcleos de roca de 20 cm grosor a través de 1,500 m de profundidad en la zona del cráter, comenzando a perforar en rocas del Eoceno de 50 millones de años y hasta alcanzar rocas de una edad de 66 millones de años (límite del Cretácico y el Paleógeno, cuando se cree que desaparecieron los dinosaurios) para determinar a ciencia cierta si ésta fue la verdadera causa de la extinción masiva. Este equipo se encargará de determinar la edad de las rocas con una alta precisión, lo que permitirá reducir la incertidumbre en las fechas, de millones de años a tan solo 13,000 años!

crater.jpgIlustración del cráter de impacto de Chicxulub en la península de Yucatán
DETLEV VAN RAVENSWAAY

 

Durante mucho tiempo se ha pensado que la extinción de los dinosaurios, a finales del Cretácico (hace 66 millones de años) fue causada por el impacto de un meteorito en la península de Yucatán, el cual creó el cráter llamado Chicxulub. Esta estructura de impacto es muy singular, ya que es el único impacto terrestre que ha sido ligado directamente con una extinción masiva, es la estructura mejor preservada de las tres mayores estructuras de impacto del mundo y es la única con una capa de eyecta global (materiales expulsados del cráter de impacto y que son depositados a su alrededor).

Sin embargo, también han existido otras hipótesis para explicar la extinción masiva a finales del Cretácico. Una de ellas plantea que este proceso pudo ocurrir debido a erupciones volcánicas masivas en la India, conocidas como las Trampas del Decán o Traps del Decán. En fechas recientes se han realizado fechamientos de estas provincias volcánicas, y se ha determinado que tuvieron la duración y características adecuadas para poder haber causado una extinción a gran escala. Esta super extinción no sería la primera que ocurriera a causa de erupciones volcánicas masivas en llamadas Grandes Provincias Ígneas (LIP por sus siglas en inglés), pues se ha demostrado que las extinciones de finales del Pérmico (hace 252.17 millones de años) y finales del Triásico (hace 201.3 millones de años) tienen patrones similares.

Algunos científicos piensan que el impacto del Chicxulub ocurrió 100,000 años antes de la desaparición de los dinosaurios, lo que haría muy dificil ligarlo con su extinción.  Recientemente, varios proyectos científicos han identificado indicios de actividad volcánica de finales del Cretácico en sedimentos alrededor del mundo, además de que por medio de datación se ha establecido que las erupciones más voluminosas ocurrieron  a 50,000 años del impacto del asteroide.

Estas nuevas investigaciones están presionando a la hipótesis de la extinción causada por un meteorito y sugieren que las erupciones de las trampas del Decán se intensificaron a causa del movimiento sísmico provocado por el impacto.

Gracias al proyecto de perforación Chicxulub, el cual se llevará a cabo en conjunto por la Universidad de Texas y el Imperial College of London,  se perforará un pozo a 30 Km de Puerto Progreso, Yucatán utilizando una plataforma de perforación adaptada para aguas someras. El objetivo principal es recuperar y fechar muestras de roca deterretida por el impacto, así como rocas de un impacto de asteroide más pequeño en Ucrania también de edad cretácica y rocas de las Trampas del Decán, ayudando a resolver la controversia del por qué se extinguieron los dinosaurios realmente. El proyecto Expedición 364, tendrá una duración de aproximadamente dos meses y contará con una inversión de 10 millones de dólares.

 

 

 


SOBRE EL AUTOR

Ana Maraña es Ingeniera en Geología por la Universidad Nacional Autónoma de México y Maestra 
en Geociencias Ambientales Aplicadas por la Universidad Eberhanrd Karl en Tübingen, Alemania. 
Actualmente es hidrogeóloga de proyecto e imparte la asignatura de Hidrogeología de 
Contaminantes en la Facultad de ciencias de la UNAM. 

 

También te puede interesar: