El Popocatépetl puede salvar a la CDMX de su hundimiento

19-10-2017

El magnífico Popo al rescate de la Ciudad de México.

Por: Antonio Medina

Para nadie es un secreto que la Ciudad de México se esté hundiendo. Cada mes la cosmopolita capital de nuestro país se hunde hasta 2.5 centímetros debido a la extracción del agua del subsuelo necesaria para el abastecimiento de la zona urbana, que aloja a más de 20 millones de personas.

Durante años ingenieros, arquitectos y científicos han intentado dar con una solución a este problema y parece que el ingeniero mexicano Manuel Frías lo ha conseguido.

Egresado del Instituto Politécnico Nacional, Manuel Frías no es ningún improvisado, en 1980 fue el encargado de informar a los ingenieros militares del Partido Comunista de la Unión Soviética, que su presa hidroeléctrica había tenido un error de calculo y que corría riesgo de deslaves debido a que se ubicaba cerca de una zona sísmica. Esta acción salvó vidas y dinero para los soviéticos, los cuales entregaron un reconocimiento por su evaluación de este problema.

Ahora Manuel Frías está dispuesto a salvar a la CDMX del “inevitable” hundimiento en el que se encuentra, y para esto utilizará la ayuda de ni más ni menos que Don Goyo. Sí, como lo leen, utilizará la energía del volcán Popocatépetl para salvar a esta urbe del inminente colapso.

Manuel Frias.jpg
Ingeniero Manuel Frías.
Crédito de la imagen: Vice

 

La gran necesidad de agua que tiene una metrópoli del tamaño de la Ciudad de México es difícil de abastecer y es por eso que se extraen alrededor de 50 mil litros por segundo del manto acuífero que se encuentra sepultado por el pavimento y las edificaciones de la ciudad. Esto genera socavones y grietas debajo de la ciudad, la cual, por el mismo peso de todas sus construcciones, termina por hundirse poco a poco.

El ingenioso plan de Frías consiste de dos diferentes etapas, la primera se basa en la construcción de cuatro plantas de bombeo en la Presa Amacuzac - Valle de México. Estas plantas de bombeo se ubicarán en el río Chiautzingo con la finalidad de transportar el agua a través de un acueducto de más de 100 kilómetros de largo. Esto permitiría que el de agua de la ciudad deje de extraerse del subsuelo hasta en un 50%.

La segunda parte del plan ha sido denominada como Proyecto Geotérmico Popocatépetl México - Puebla y consiste en la captación de la energía geotérmica producida por el vapor de alta tensión que se genera debajo del volcán, para transformarlo en energía eléctrica por medio de cuatro turbogeneradores que estarían ubicados en las cercanías de las faldas de los volcanes. 

¿Y cómo es que Don Goyo ayudará a la Ciudad de México?

Frías asegura que con el vapor de agua generado por el Popocatépetl, se podría asegurar el reabastecimiento de la presa Amacuzac - Valle de México, pero para transportar toda esta agua también se necesita energía eléctrica y es aquí donde entra la energía volcánica generada por el Popo. Se ha estimado que los cuatro turbogeneradores podrían producir 7,440 gigavatios por hora, suficiente para abastecer a la mitad de la CDMX, para sustituir 12.4 millones de barriles de crudo, 1,715 millones de metros cúbicos de Gas Natural o 3.72 toneladas de carbón.

Aunque el Popocatépetl es el principal proyecto, este modelo se puede replicar en otros volcanes activos. Por ejemplo, el volcán de Fuego, en Colima, el Chichonal, en Chiapas o el Tres Vírgenes, en Baja California Sur (que ya abastece de electricidad a varios poblados de la zona).

De lograrse, consistiría además, en un modelo y una norma para los cientos de volcanes que existen en el planeta y México sería pionero de este tipo de energía en el mundo, además claro, que de paso se resolvería el problema de hundimiento que aqueja a la capital mexicana.

También te puede interesar: