Contaminación en la Ciudad de México. Foto: EFE

Crisis ambiental en la Ciudad de México: Lo que tienes que saber

03-05-2016

El 14 de marzo en el ex Distrito Federal se reportó fase 1 de contingencia ambiental por primera vez en 14 años. El día de hoy la mala calidad del aire continúa. 

¿Qué significa? ¿Cuáles son las implicaciones? ¿Qué podemos hacer al respecto?

De acuerdo a la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA) una situación de extrema estabilidad atmosférica asociada a un sistema de alta presión en el centro del país y una intensa radiación solar provocó la concentración de ozono. 

Por todos los medios escuchamos sobre la gravedad del asunto y las medidas de prevención que se tienen que tomar en cuenta, pero vamos a desglosar lo que la SEDEMA nos informa para que realmente sepamos de qué se trata, cómo nos afecta y qué hay que hacer para prevenir estas contingencias. 

¿Qué es el ozono? 

ozono.jpgPrimero que nada hay que entender qué es el ozono, y qué efectos tiene sobre el aire. El ozono es un compuesto que se forma en la atmósfera y que, presente de forma natural en la estratosfera, es bueno pues nos protege de las radiaciones solares.

Sin embargo hay otro tipo de ozono que es considerado malo y es producto de las actividades del hombre. Este se encuentra en la capa inferior de la atmósfera y es resultado de la contaminación de los autos, fábricas, motores, etc.

Todas estas emisiones liberan gases de oxido de nitrógeno (NOx) y compuestos orgánicos volátiles (Cov), que son los subproductos de la combustión del combustible y el carbón. Estos dos compuestos (NOx y COv) se combinan con el oxigeno para formar ozono.

Estas grandes concentraciones se alteran aún más en días soleados, con temperaturas altas. El ozono causado por NOx y Cov se genera principalmente en zonas urbanas y suburbanas, sin embargo gracias al viento,  estos gases pueden escapar de dicha zona y disolverse. 

¿Cómo se mide?

Para poder estimar el grado de contaminantes en el aire se utiliza la medición de partes por millón(ppm). Es decir, que cada millonésima parte del volumen del aire que corresponde a la sustancia contaminante se considera una parte por millón de la sustancia. Estas partes por millón se utilizan para determinar concentraciones muy pequeñas de gases en la atmósfera.  

En la Ciudad de México el organismo responsable de tal medición es la SEDEMA. La calidad del aire se obtiene midiendo la cantidad de partículas contaminantes que están  en el aire, como Ozono (O3), dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de carbono (CO) y partículas menores a 10 microcentimetros (PM10).

En México el valor de referencia es el IMECA (Índice metropolitano de la Calidad del Aire) y según la medición de estas partículas la calidad del aire se clasifica en 5 categorías:

  • * Buena: cuando los índices se encuentran entre 0 y 50 IMECA.
  • * Regular: cuando el índice esta entre 51 y 100 IMECA.
  • * Mala: cuando el índice esta entre 101 y 150 IMECA.
  • * Muy mala: cuando el índice esta entre 150 y 200 IMECA.
  • * Extremadamente mala: cuando el valor el mayor a 201 IMECA.
 
  • IMECA.jpg


La contingencia ambiental en la Ciudad de México

 Diariamente las cerca de 21 millones de personas que habitan en la Ciudad de México y el área metropolitana soportan la capa de contaminación y smog que conlleva vivir en la tercera ciudad más poblada del mundo. Sin embargo, en las últimas semanas la calidad del aire ha rebasado los límites aceptables provocando que la ciudad ponga en práctica una solución temporal que ayude a combatir la contaminación del aire y reducir los niveles de calidad del aire a niveles aceptables: una política llamada "Hoy No Circula" que limita la cantidad de vehículos en las calles. 

 

La restricción aplica en las 16 delegaciones de la Ciudad de México y en 18 municipios conurbados del Estado de México. Las autoridades planean mantener esta norma hasta finales de junio, cuando en teoría, el tiempo de lluvia mejore la calidad del aire.

[¿servirá la medida?]

¿Cuáles son los riesgos asociados a la contaminación?

riesgos contaminacion.jpg

Los riesgos asociados a  las altas concentraciones de ozono son las irritaciones en vías respiratorias, molestias graves en personas que sufran problemas respiratorios y cardiovasculares, riesgo de activación asmática a personas con este problema.  Esto se debe a que cuando se inhala el ozono se desplaza por todo el tracto respiratorio. Esta sustancia química es sumamente corrosiva por lo que llega a dañar los alveolos y los bronquiolos de los pulmones, así como los sacos aéreos que son fundamentales para el intercambio de gases. La exposición repetida del ozono puede inflamar los tejidos pulmonares y causar infecciones respiratorias.

¿Cómo protegernos?

Las autoridades exhortan a la población a informarse continuamente sobre la calidad del aire consultando la siguiente página web aire.df.gob.mx, o bien a través de la aplicación AIRE disponible para dispositivos iOS y Android

Como medidas preventivas se recomienda:

  • - Permanecer en interiores, sobre todo niños, adultos mayores y personas con problemas respiratorios.
  • - limitarse a hacer ejercicio y actividades deportivas y de recreación al aire libre.
  • - Abstenerse de realizar ejercicio en exteriores o desarrollar actividades que requieran mucha energía y esfuerzos vigorosos
  • - No fumar ni exponerse a humo de cigarro en espacios cerrados.

 

Así mismo, debemos hacer conciencia de los contaminantes que producen la contingencia ambiental y hasta qué punto somos responsables. Existen varias maneras de reducir la contaminación por ozono en estos días.

  1.  - Reducir el uso del automóvil, sobre todo en días soleados.
  2.  - Reducir el uso de objetos motorizados durante estos días.
  3.  - No cargar gasolina durante la contingencia.
  4.  - Evite las parrilladas, así como actividades que requieran de consumo de fuego.
  5.  - Ahorrar energía.

También te puede interesar: