Alexander Gabyshev, Instituto de Investigación de Ecología Aplicada del Norte.

La llamada ‘Puerta al Inframundo’ revela secretos de hace 200,000 años

03-03-2017

Por: Antonio Medina

El enorme cráter en Siberia continúa creciendo y ha revelado registros de hace 200,000 años que podrían dar pistas sobre el cambio climático.

Durante la década de los 60, en una zona ubicada a 660 kilómetros de Yakutsk, en Siberia, se taló una gran cantidad de bosque dejando el suelo a merced de los rayos del sol. Tras algunos años, el calor terminó por derretir por completo la capa de permafrost, y el suelo se hundió dramáticamente creando un cráter que los nativos yakutos bautizaron como “La Puerta de Entrada al Inframundo”.

A más de 50 años de su formación, el cráter llamado Batagaika sigue creciendo y hoy alcanza una dimensión de casi un kilometro de largo y 100 metros de profundidad, lo que preocupa seriamente a los científicos, pues piensan que la erosión del suelo puede seguir ampliándose hasta conectar con uno de los valles vecinos.

Durante los últimos diez años, la profundidad del cráter ha ido creciendo a un ritmo de entre 10 y 30 metros por año, especialmente en los años calurosos, dejando en evidencia el efecto del calentamiento global sobre el crecimiento de este cráter.

El verdadero problema reside en que, a medida que el cráter siga creciendo, dejará a la intemperie capas de permafrost que podrían descongelarse, liberando las grandes cantidades de gases de efecto invernadero que alberga esta región siberiana.

Frank Günther, líder de una investigación de Batagaika, reveló que se estima que la cantidad de gas que se encuentra atrapado en la capa de permafrost, es igual o mayor al que se encuentra actualmente en nuestra atmósfera, lo que haría que el planeta recibiera un golpe fatal de gases de efecto invernadero, del cual sería muy difícil recuperarse.

Pero no todo son malas noticias. Un nuevo estudio, dirigido por un grupo de investigadores de la Universidad de Sussex, analizó lo que la fractura ha estado revelando, y hasta ahora, han encontrado bosques fosilizados enterrados, animales extintos y otras muestras que datan de hace 200,000 años.

Batagaika3.jpg

En este sentido el actual descongelamiento de la capa de permafrost en Siberia, podría permitir a los científicos tener un panorama más claro acerca de las circunstancias en las que se dio el descongelamiento durante el último periodo glacial.

Mientras que la mayor parte del planeta pasó por períodos de enfriamiento y calentamiento durante los últimos 200,000 años, la historia del clima en Siberia es ampliamente desconocida.

Pero según los científicos del estudio, la última vez que Siberia vio este tipo de cráteres ocurrir fue hace unos 10,000 años, cuando la Tierra despertó de su última Era de Hielo.

Si los científicos pueden utilizar esta investigación para entender exactamente lo que sucedió en Siberia la última vez que el permafrost se derritió, podríamos estar mejor preparados para cuando suceda de nuevo.

 

También te puede interesar: