loading

Inicio > Planeta Tierra > California vive el incendio más devastador de su historia

California vive el incendio más devastador de su historia

POR: Alejandra Almed

28 mayo, 2019

Por: Luis Moctezuma


El jueves pasado comenzaba lo que rápidamente se convirtió en el incendio más destructivo en la historia de California, desde que se tienen registros: Camp Fire. Hasta el momento se tiene controlado apenas el 25% de su avance y ya alcanzó al que se consideraba el peor incendio en la historia del estado (ocurrido en 1933).

Lo que el fuego se llevó

Camp fire ha cobrado muchas vidas y destruído un gran número de construcciones, además arrasó con una zona reconocida por sus lujos y los famosos que viven ahí. Cuando comenzó se localizaba a 140 kilómetros al norte de Sacramento. En poco tiempo se extendió hacia el sur del estado.

Cerca del Camp Fire se desarrolla otro incendio no menos destructivo hacia el sur: Woosley Fire. Este lunes los bomberos combatían el fuego en lugares tan poco acostumbrados a las catástrofes como las mansiones de Malibú. Famosos como Neil Young o Miley Cyrus han perdido sus mansiones a causa del fuego.

Hasta ahora se tiene un recuento de 6,700 construcciones arrasadas por los incendios. La mayoría de los edificios afectados eran viviendas: 6,453. La cifra oficial para el inicio de este lunes era de 29 muertos; sin embargo, extraoficialmente se comenzó a hablar de 31 en el transcurso del día. Hasta el momento se busca a 200 personas más.

Los bomberos han contenido el fuego en la medida de sus posibilidades; sin embargo, existen zonas a las que no han tenido acceso. Esto hace difícil el conteo de los daños que ha causado el incendio en su totalidad. Las evacuaciones ya se realizan en ciudades como Los Angeles para evitar que la tragedia aumente.

Take me down to the Paradise City

Para quienes conocemos la música de Guns N´Roses, Paradise City es una ciudad con pasto verde y chicas hermosas, pero ya no es así. El cambio climático ha transformado a esta ciudad de 26 mil habitantes que fue destruída por el fuego. Al igual que una parte importante de California, Paradise City cedió al fuego. Las sequías que han azotado al estado en los últimos 5 años hacen que los incendios sean cada vez más comunes.

El panorama para California no es alentador. El gobernador Jerry Brown reconoció que “Cosas como esta serán parte de nuestro futuro… Cosas como esta y peores.” Junto con la sequía vienen vientos de gran intensidad que permiten la rápida dispersión de llamas. No sólo hay mucho material seco listo para quemarse, además se dispersará a una velocidad difícil de controlar.

El sábado parecía que las llamas comenzaban a ceder pero esto duró poco. El domingo los vientos de 100 kilómetros por hora reavivaron el fuego. Esto hace que los esfuerzos para controlar el incendio sean inútiles. No se esperan resultados favorables hasta el final del martes en que los vientos podrían reducirse nuevamente. Estas velocidades son normales en los meses de octubre y noviembre.

Camp Fire y Woosley Fire se han hecho notar por sus dimensiones pero no son los únicos. El estado de California también combate al Hill Fire en Ventura County. Este ya se ha controlado hasta un 80%. Los incendios ya son parte del panorama californiano. El estado de los duelos entre vaqueros e indios habrá de acostumbrarse a los enfrentamientos entre el hombre y el calentamiento global en los próximos años.

Relacionados

#ChemaTierraCuidemos