ChemaTierra

Se confirma nueva especie humana en Filipinas

11-04-2019

Homo Luzonensis, un antepasado que vivió hace 67 mil años en una isla del sureste asiático.

Por: Luis Moctezuma

La historia de la evolución humana se complica cada vez más, principalmente cuando miramos a Asia. Solemos creer que antes de los Homo Sapiens la única especie cercana en salir del continente africano había sido el Homo Erectus. El análisis de restos encontrados en la isla de Luzón en Filipinas nos muestra, una vez más, que hubo muchas más migraciones en la historia de la evolución humana. Los resultados se publicaron recientemente en la revista Nature.

Una isla con humanos muy particulares

Los restos de la nueva especie se remontan a un periodo entre 60 mil y 50 mil años atrás. En aquella época compartieron el mundo distintas especies humanas. Los Homo Sapiens tenían como compañía en distintas regiones del planeta a los Denisovanos, Homo Floresiensis, Homo Neanderthalensis y ahora podemos sumar a los Homo Luzonensis.

En aquella época Asia era un territorio rico en variantes humanas. Se sabía de la salida de los Neandertales desde mucho tiempo atrás, pero en las últimas décadas se han reconocido especies con características propias en territorio asiático. Para el momento en que vivieron los Homo Luzonensis en Filipinas, el Homo Sapiens apenas estaba saliendo a conocer el mundo. Por ahora se barajan distintas posibilidades.

Si los Homo Luzonensis fueran descendientes de Homo Sapiens serían el resultado de un proceso evolutivo acelerado. Se sabe que hace 50 mil años la especie ya era capaz de navegar, se conservan evidencias de la presencia de la especie en Australia en aquella época. Si hubieran llegado a la isla de Luzón se habrían adaptado en apenas unas decenas de miles de años para modificar sus cuerpos y convertirse en una especie distinta de la que llegó.

Una opción menos apresurada en sus procesos de adaptación incluye a una especie sobre la que no se tienen indicios (ni esperanzas) de tecnología para navegar. Con todo el tiempo de ventaja que tuvieron los Homo Erectus, ya que se cree que salieron de África entre 1.5 y 2 millones de años atrás, pudieron ser los que viajaran a las islas filipinas. La parte difícil aquí es que no se les considera una especie capaz de construir vehículos para atravesar el océano por sí mismos, de ser así habrían viajado en lanchas primitivas con materiales básicos.

Unos dientes familiares

Nueva especie.jpg

Los Homo Luzonensis comparten algunas características con el Homo Sapiens y en otras son completamente distintos. Mientras que la dentadura es similar a la nuestra, sus extremidades son completamente distintas. Los restos que se analizaron son 7 dientes, un trozo de fémur y diferentes huesos de pies y manos. El hueso más antiguo fue parte de un pie y tiene 67 mil años de antigüedad.

Los dientes son parecidos a los nuestros. Aquí podríamos pensar que su alimentación ya era parecida a la de nuestra especie. Las diferencias drásticas vienen en piernas y brazos. Las falanges son curvadas, esto las vuelve más similares a las de especies que vivían en los árboles. Los restos fueron encontrados en la cueva de Callao, un espacio abierto a los turistas actualmente.

Cerca de donde fueron hallados los huesos de Homo Luzonensis existe otro yacimiento de valor arqueológico. En el Valle del Cagayán se tienen indicios de un asentamiento humano de 700 mil años de antigüedad. Aquí no hay restos de huesos de ninguna especie humana, lo que sí se tiene son herramientas de piedra. Continuar con las excavaciones y estudio de los restos humanos nos ayudará a comprender mejor cómo fue que las islas del sur asiático fueron pobladas por nuestra especie u otras muy cercanas.

 

También te puede interesar: