ChemaTierra
DAVID A. AGUILAR/CFA

Estrellas superveloces en la Vía Láctea

11-05-2018

¿Te imaginas algo que se mueve a 2,400 km/s?

Por: Luis Moctezuma 

Hace algunos días se presentó el catálogo de estrellas elaborado con datos de la misión Gaia. Desde el 25 de abril una gran número de astrónomos se ha dedicado al análisis de la información que proporcionó la Agencia Espacial Europea (ESA). Uno de los aspectos que se ha investigado desde que se hicieron públicos los datos del catálogo es el desplazamiento de las casi 1,700 millones de estrellas reportadas, algunas de ellas se mueven a velocidades impresionantes.

Estrellas con grandes velocidades

El desplazamiento en el espacio es muy diferente a lo que vemos dentro de nuestro planeta. Un vehículo rápido que se desplace por tierra como un auto deportivo, por ejemplo un Mustang que usan muchas corporaciones policiacas, se desplaza a 250 km/h, que equivale a 0.069 km cada segundo. Un avión comercial como el Boeing 787 a velocidad crucero recorre 1040 km/hora, lo que corresponde a 0.28 km/s. El satélite Juno, que orbita Júpiter y es el vehículo más rápido creado por el ser humano, viaja a 74 km/s, que equivale a 266,400 km/h (poco más de 256 veces la velocidad del Boeing 787 y 1065.6 veces más rápido que el mustang). Algunos de los cuerpos celestes analizados viajan a 2400 km/s, mucho más rápido que Juno.

            Las velocidades en el espacio van más allá de nuestra imaginación y ahora que tenemos los datos de la misión Gaia nuestro panorama es un poco más preciso. Entre los cuerpos que viajan por el espacio analizados hay estrellas provenientes del centro de la galaxia y enanas blancas originadas por la explosión de supernovas. Ante un panorama tan grande como el que ofrece el catálogo estelar de la misión Gaia hay mucho que observar.

El origen de las estrellas veloces

Muchas de las estrellas con mayores velocidades provienen del centro de nuestra galaxia. Entre las estrellas que se han reconocido como más rápidas de la Vía Láctea un grupo considerable fue lanzado desde el centro de esta. El motor que las impulsó, se cree, es el agujero negro al centro de la espiral. Otras de las estrellas más veloces provienen de fuera de nuestra Vía Láctea. El lugar del que se estima que provienen es la Gran Nube de Magallanes, una galaxia cercana.

            Los eventos que impulsaron a estas estrellas y supernovas a moverse no son menos espectaculares. El impulso desde el centro de la galaxia nos hace retomar el tema de los agujeros negros y su función en las galaxias; aún se trata de un tema sobre el que queda mucho por descubrir a pesar del gran avance teórico sobre ellos.

            El registro de las supernovas también aportará mucho a lo que se cree sobre ellas. Por ahora se barajan distintas posibilidades sobre la forma en que estas salen disparadas después de la explosión de una estrella enana. Desde el intercambio de energía que promueve el desplazamiento a gran velocidad hasta el impulso en sistemas binarios donde uno de los cuerpos implicados sale disparado por el impulso generado en conjunto. 

La medición de las velocidades

Medir la velocidad de una estrella no es un asunto sencillo. Desde la Tierra se usan recursos como medir a partir del efecto Doppler para establecer la velocidad. Gracias a los datos de las misión Gaia esta operación es más sencilla ya que se tienen datos del movimiento en las estrellas durante varios años y así se puede establecer con mayor precisión las distancias que han recorrido y el tiempo que les tomó llegar ahí.

Nuestra galaxia está llena de cuerpos que la atraviesan: estrellas, planetas, asteroides, entre otros. El catálogo actualizado de la misión Gaia tiene datos que nos ayudarán a conocer mucho más sobre nuestra galaxia. Por ahora sabemos que tenemos estrellas visitantes que se mueven rápidamente por la Vía Láctea. Sólo imaginar todo el espacio que se puede recorrer a esos 2,400 km/s es ya una tarea que nos puede tomar mucho tiempo, mientras tanto, las estrellas y supernovas siguen viajando.

También te puede interesar: