ChemaTierra
Barrera de hielo de Ross Cortesía de NASA / NSIDC

La Barrera de Hielo de Ross se derrite aceleradamente

30-04-2019

10 veces más rápido de lo esperado...

Por: Luis Moctezuma

 

La gran Barrera de Hielo de Ross es la plataforma helada más grande en el mundo. Se encuentra en la Antártida y se derrite 10 veces más rápido de lo esperado. Un equipo de investigadores británicos y neozelandeses analizaron el derretimiento basal sobre esta enorme plataforma de hielo. Los resultados se publicaron recientemente en la revista científica Nature Geoscience.

El océano que ayuda al derretimiento

Para el estudio se registró la interacción entre la plataforma y el océano que la rodea durante cuatro años. Aunque se suele culpar a las corrientes de agua cálida bajo las plataformas por el derretimiento, la superficie oceánica también hace lo suyo para modificar la estructura de hielo. Entre los resultados de la investigación, Craig L. Stewart del Instituto de Investigación Polar Scott y sus compañeros encontraron que también el agua de la superficie influye.

La superficie del océano se calienta por influencia del sol y posteriormente eleva las temperaturas del hielo. Aunque no suele considerarse en los estudios sobre el derretimiento de glaciares la temperatura estacional, también influye en el derretimiento de la gran Barrera de Hielo de Ross. Para los investigadores es importante comprender lo que pasa en esta parte del mundo, ya que se trata de la superficie helada más grande del planeta.

El verano es la temporada donde este impacto es mayor. Durante esta época el derretimiento triplica su ritmo. Al analizar el futuro de los glaciares es importante tomar en cuenta muchas variables, y entre ellas están esas enormes regiones en que tienen contacto el hielo y el agua de la superficie.

Para llegar a sus resultados el equipo de investigadores instaló sus instrumentos bajo la plataforma. Desde un pozo de 260 metros de profundidad se midieron: temperatura, salinidad, tasas de fusión y corrientes oceánicas bajo la capa de hielo. También se usó un sistema de radar para medir el grosor de la plataforma de hielo.

Un breve diagrama de los efectos

Frente a la gran Barrera de Hielo de Ross hay una amplia superficie de mar abierto. Los vientos marinos empujan estas aguas hacia la superficie de hielo. Las corrientes llevan el agua debajo de la plataforma y la van derritiendo. La influencia de este fenómeno llega hasta 900 kilómetros de distancia.

Solía creerse que esta plataforma era sólida y difícilmente cedería. La evidencia muestra que es más vulnerable de lo que parecía. Al igual que en la superficie descongelada, lo que pasa en una parte del territorio influye en los que están cerca. Respecto a esto Poul Christoffersen, coautor del estudio comenta: “Estudios anteriores han demostrado que cuando las plataformas de hielo se derrumban, los glaciares que se alimentan pueden acelerar en uno, dos, o tres factores”.

Incluso ese enorme bloque de hielo al occidente de la Antártida puede ceder ante el cambio climático. Si las temperaturas en el planeta siguen elevándose veremos cada vez menos hielo en los polos. Según parece, ese momento catastrófico se acerca más rápido de los que esperábamos.

 

También te puede interesar: