ChemaTierra
Talia Cohen

La temperatura aumenta en los océanos más rápido de lo esperado

14-01-2019

Un océano más caliente es causa de lluvias, tormentas y huracanes cada vez más intensos

Por: Luis Moctezuma

 

La temperatura en el planeta está aumentando, sobre la superficie y bajo los océanos lo hace a una velocidad distinta. Un estudio publicado recientemente en la revista científica Science analiza las mediciones de temperatura en los océanos en las últimas décadas. “Mientras que 2018 fue el cuarto año más caliente para la superficie, seguramente será el más caliente para los océanos como lo fueron antes 2017 y 2016”, en palabras de Zeke Hausfather, co-autor del estudio.

El artículo que aparece en Science es resultado de la colaboración internacional. Tanto científicos como instituciones chinas y estadounidenses se dedicaron al análisis de las temperaturas oceánicas. En el caso de los datos de la década de los 70 y previos se hizo una recalibración para ajustarlo a las mediciones actuales y tener un punto de comparación más adecuado.

El océano, destino de la energía solar

Aunque la superficie del planeta depende de distintos factores, el del océano se ve menos afectado por ellos. Eventos climatológicos como “el niño” o “la niña” aumentan o disminuyen la temperatura para quienes vivimos sobre la Tierra; sin embargo, el océano es más estable en este sentido, la repercusión de estos eventos externos es mucho menor. Así que mientras en la superficie podemos esperar más frescos que los anteriores, bajo el océano el aumento es constante y se acelera.

El invernadero se percibe con mayor intensidad en los océanos. El 93% de la energía solar que atrapan los gases de efecto invernadero se queda ahí. Para las mediciones y predicciones hechas por los académicos chinos y estadounidenses se recurrió a la red Argo. Esta consiste en casi 4 mil robots flotantes que miden las temperaturas oceánicas. Sus datos reflejan lo que ocurre hasta 2 mil metros de profundidad bajo la superficie.

El sistema Argo se encarga de monitorear distintos factores en el océano. Además de la temperatura miden el nivel de pH para evaluar su nivel de acidez o alcalinidad. También registran los niveles de salinidad. Uno más de los factores sobre los que trabaja Argo es el nivel del mar.

Un océano cada vez más alto

El nivel del mar está subiendo, es una realidad que se ha percibido desde hace años pero el asunto es más complicado que eso. Además de riesgos para las ciudades establecidas cerca de costas hay otros problemas que prometen llegar más allá. Un océano más caliente es causa de lluvias, tormentas y huracanes cada vez más intensos como los que vemos cada vez con más frecuencia.

Las predicciones del estudio publicado por Science se enfocan en un escenario para finales de siglo. De no cambiar significativamente las acciones para reducir el calentamiento global habrá un océano 30 cm más alto. La temperatura a 2 mil metros de profundidad (donde trabaja la red Argo) habrá aumentado 0.78°C. Para entonces el derretimiento de los polos será más notorio. 

El planeta se calienta, esto ocurre naturalmente a través de ciclos muy largos y lo alarmante de las últimas décadas es la velocidad a la que ocurre. Los estudios sobre el impacto de las acciones humanas son cada vez más. Tenemos un panorama más o menos claro sobre lo que pasa en la superficie de la Tierra; sin embargo, aún nos queda mucho por conocer bajo los océanos. La colaboración del Programa Clave Nacional de China R&D y el Centro Nacional de Investigación Atmosférica de Estados Unidos nos ha mostrado que en las profundidades del océano la temperatura no deja de elevarse. Habrá que pensar en nuevas acciones a nivel global para reducir este calentamiento acelerado.

También te puede interesar: